Por posibles reacciones adversas, pausaron las pruebas de la vacuna de Oxford

miércoles, 9 de septiembre de 2020 · 00:43

Reino Unido. Hay que decir que la caída del 7% de las acciones en la bolsa del laboratorio AstraZeneca after market es un indicio claro de que algo grave ocurrió en el laboratorio que concentra las mayores expectativas mundiales acerca del hallazgo de una vacuna para detener y prevenir al globo contra la enfermedad COVID-19, emblema de esta pandemia.

El laboratorio sueco-británico que trabaja en conjunto con las mentes brillantes de la Universidad de Oxford debió poner en pausa la fase 3 de las pruebas de su vacuna contra el COVID-19, luego de encontrar “posibles reacciones adversas” en un participante del estudio en el Reino Unido. La vacuna había comenzado a producirse en nuestro país gracias a un acuerdo entre privados en el que también está involucrado México, por el laboratorio argentino mAbxience, y hasta ayer, se esperaba que las dosis estuvieran disponibles para el primer semestre del 2021.

“Como parte de las pruebas aleatorias y controladas de la vacuna contra el coronavirus de la Universidad de Oxford a nivel global, nuestro proceso de revisión estandar gatilló una pausa en la vacunación para permitir la revisión de la información” del paciente", indicó el laboratorio sueco-británico en un comunicado. Y agregó: “Esta es una acción de rutina que tiene que suceder cuando, durante el desarrollo de las pruebas, tiene lugar una enfermedad que potencialmente no tenga explicación".

“Es definitivamente una noticia que revolucionó al Reino Unido y se llevó las portadas de todos los diarios. Lo que habría sucedido es que detectaron un efecto adverso serio en un participante, en Inglaterra, en el marco del ensayo clínico en fase 3. ¿Qué quiere decir efecto adverso serio? No le causó la muerte a la persona, pero por ejemplo podría haberle causado una reacción anafiláctica, que se trata de una reacción alérgica aguda y potencialmente mortal. Y según la prensa inglesa se aguarda que el paciente que sufrió la reacción se recupere”, sostuvo consultada por el medio Infobae, Marta Cohen, médica patóloga pediatra precisó desde Sheffield, Reino Unido, sobre la pausa a la que ayer arribó la vacuna de Oxford.

El prestigioso sitio especializado Stat News explicó que este tipo de pausas son comunes en estudios de gran magnitud como lo son las fases 3 -requieren decenas de miles de personas- pero enfatizó en que la preocupación por cualquier posible adversidad se ve exacerbada dada la necesidad de obtener una vacuna cuanto antes para contrarrestar la pandemia. "Un evento adverso de estas características enciende las alarmas de los investigadores y estos, por protocolo científico, deben suspender inmediatamente el estudio clínico hasta tener más detalles de lo ocurrido'', resaltó la investigadora del Hospital de Niños de Sheffield.

El infectólogo Lautaro de Vedia, ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología, manifestó: “Son eventualidades que pueden suceder. Como todas las vacunas en desarrollo, están en observación. Estábamos esperando los resultados para ver la eficacia de la vacuna, pero también su seguridad. Es una noticia que no alegra, desde ya, pero tampoco sorprende”. (Fuente: Infobae)

Comentarios