¿Qué se discute en la Cumbre del Cambio Climático de España?

lunes, 02 de diciembre de 2019 · 10:30

Madrid.- Es una carrera contra reloj, para evitar una grave crisis ecológica y humanitaria. Así define las Naciones Unidas la cumbre sobre el clima que comenzó hoy en Madrid.

La COP25, tenía como sede original a Santiago de Chile, pero la violencia social que estalló en octubre obligó a cambiar de lugar. Madrid quedó como alternativa para que los líderes mundiales discutan cómo evitar efectos catastróficos por el "calentamiento global".

El informe preliminar de esta cumbre organizada por Naciones Unidas destaca que "quedan 14 meses fundamentales para tomar medidas sobre el cambio climático". En 2018 la emisión de gases en el plantea llego a un record. Las metas previstas en el acuerdo de París (en 2015) para el año 2020 están a un paso de no poder cumplirse.

Esto obliga a "recalcular" plazos y objetivos para 2030. Pero si no se cumplen en serio desde ahora, las consecuencias pueden ser dramáticas.

"Estamos en un agujero profundo y seguimos cavando", dijo el secretario general de la ONU, el portugués Antonio Guterres.

Los países deben multiplicar por cinco sus planes de recorte para lograr la meta del 1,5 grados y por tres para los 2 grados. Esos son los límites máximos para que suba la temperatura del planeta y evitar cambios graves en el planeta. Como el deshielo de las capas polares.

Si se cumplen esas metas, habría un deshielo cada 100 años. Si seguimos sin hacer nada, ocurrirán una vez por década. El nivel de los mares subiría y muchas poblaciones y ciudades costeras en todo el planeta serían inhabitables. Los "parias ambientales" serían un nuevo desafió comparable al hambre, la pobreza y el subdesarrollo.

El presidente Mauricio Macri habla hoy en Madrid, en su anteúltima participación en foros internacionales. A su regreso, participará en la cumbre del Mercosur en Brasil. (4 y 5 de diciembre).

"Hoy, por fortuna, solo un puñado de fanáticos niega la evidencia", dijo el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez en la apertura del COP25.

El problema es que entre "los fanáticos" está Donald Trump, que inició el camino para retirar a EE.UU. de los acuerdos de París. Y Xi Jing Ping tampoco se muestra muy convencido por reducir la emisión de polución.

Estados Unidos y China son los dos principales países en la producción de gases que alimenta el "cambio climático". Imprescindibles para salvar al planeta de la catástrofe ecológica.

Galería de fotos

Más de

Comentarios