Serna renunció a la Hotelera: «Tengo otra visión sobre la realidad turística»

miércoles, 3 de julio de 2019 · 13:57

Carlos Paz. El empresario Rodrigo Serna presentó ayer su renuncia a la presidencia de la Asociación Hotelera y Gastronómica de Carlos Paz (ASHOGA) y aseguró a El Diario: «Yo tengo una visión muy clara de la realidad turística de la ciudad, no cambiará mi forma de pensar y decidí dar un paso al costado».

«Presenté la renuncia porque sigo pensando que este gobierno y sus políticas turísticas son muy malas y han dañado mucho a la ciudad, nos hicieron retroceder mucho. Le dejo la conducción al presidente interino y ojalá sirva para que la Asociación Hotelera tenga una mejor relación con el municipio. Ojalá puedan conseguir mejores cosas para el turismo de la ciudad»; destacó Serna.

«Doy un paso al costado para no perjudicar la relación y porque sufrí un importante desgaste durante mi presidencia, tuvimos diferencias en torno a la situación del cobro del retroactivo del gas y yo estoy convencido que no podemos salvarnos solos. La Hotelera debería interceder a favor de la sociedad, no hablar solamente por el interés de sus asociados ni gestionar que no se cobre únicamente para un sector. Nosotros asumimos un compromiso y vamos a mantenerlo»; finalizó.

El análisis de las elecciones

En otro fragmento de la entrevista concedida a El Diario, Serna (quien fue candidato a intendente del frente Carlos Paz Somos Todos) hizo un análisis del resultado de la elección, aseguró que fue «muy difícil» enfrentarse a los grandes aparatos y sostuvo: «Las urnas hablaron y hablaron con claridad».

«La verdad es que esperábamos una participación más alta del electorado y creo que la falta de participación fue una característica de esta elección. Indudablemente, nosotros tenemos mucho por trabajar y fuimos los primeros en reconocer la victoria del oficialismo. De todas formas, entendemos que las urnas también le dieron un mensaje a ellos, porque han perdido muchos puntos con respecto a la próxima elección. No es lo mismo gobernador con aval del 60% de la población, que hacerlo con el 35%, eso es una señal de alarma para el oficialismo y para repensar su gestión»; consideró Serna.

«Los partidos tradicionales atraviesan una fuerte crisis, creo que hay dirigentes que después de esta elección deberán jubilarse y darle espacio a los jóvenes. Nosotros tuvimos que hacer frente a dos grandes monstruos y  no pudimos ni el 10% de la plata que bajaron algunos candidatos como Mariana Caserio, que bajó una cifra descomunal en los barrios. A mí me ofrecieron cerrar con ella, pero yo tengo ideales y convicciones, mi límite es ella y su padre. Imaginate que si me viera con los Caserio, mi viejo se levanta de la tumba y me mata. No negocio mis convicciones»; completó ayer.

Comentarios