La gestión de los servicios públicos desde la perspectiva de género

miércoles, 21 de octubre de 2020 · 11:01

En el marco de un nuevo espacio de debate propuesto por la organización Córdoba Diversa, la Legislatura fue la sede del webinar “Acceso Igualitario a los DESCA: la gestión de los servicios públicos en clave feminista”. En esta ocasión participaron Malena Galmarini, presidenta de Agua y Saneamientos Argentinos (AySA); Victoria Flores, titular de Córdoba, Obras y Servicios de la Municipalidad de Córdoba; Claudia Martínez, ministra provincial de la Mujer y la Nadia Fernández, presidenta de la Comisión de Ambiente de la Unicameral.

Es necesario mencionar que los DESCA se refieren a los “Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales”, también identificados como Derechos Humanos de segunda generación. Son aquellos derechos que posibilitan a las personas y sus familias a gozar de un nivel de vida adecuado, a la vez que fijan niveles mínimos de bienestar que debe cubrir el Estado.

En este marco, las expositoras compartieron sus experiencias en la gestión de los servicios que tienen a su cargo, a la vez que resaltaron la necesidad de incorporar la perspectiva de género para acortar las desigualdades. Franco Bonino, secretario general de Córdoba Diversa tuvo a su cargo la moderación de la charla.

La ministra Claudia Martínez expresó que el vínculo de los DESCA y los servicios públicos desde la mirada de una mujer permite “romper con los patrones patriarcales” y el orden establecido por el poder. A la vez que destacó la importancia de promover desde el Estado “políticas con perspectiva de género para transformar la realidad”.

Desde su experiencia en la gestión pública, Martínez conoce de las “desigualdades profundas” que a traviesan a los géneros y propone “transformar esos privilegios históricos en derechos” para todos.

Otro ejemplo de gestión a cargo de una mujer es el caso de Victoria Flores. Ella lleva adelante el ente municipal que se ocupa de tareas consideradas históricamente como “muy masculinas”.

Con el 70% de hombres en la plantilla de personal, 1% de personas trans y un 29% de mujeres, Flores explicó que para lograr una “ciudad realmente inclusiva” se deben “derribar antiguas estructuras”. En su área, esto significó la “reorganización de roles dentro de la prestación de servicios”, y la “formación en la toma de decisiones”. “¿Por qué una mujer no puede manejar un camión?”, se preguntó la funcionaria.

Para ejemplificar las desigualdades que se “naturalizaban” en esa dependencia, Flores explicó que a partir de este año “las licitaciones de ropa de trabajo incluyen la perspectiva de género”. Antes, las pocas mujeres que se desempeñan en el COyS, disponían de los mismos uniformes que se entregaban al personal masculino.

A su turno, Nadia Fernández resaltó que ante la falta de servicios públicos, son “las mujeres quienes padecen la falta de agua, la falta de recolección de residuos, o la falta de servicios cloacales”. En este sentido, la legisladora afirmó que es necesario “garantizar el acceso a los servicios públicos y que su administración incluya la perspectiva de género”, que incluyan “alianzas estratégicas” por encima de diferencias políticas, para una “mejor democracia e institucionalidad”.

 “Creemos que es muy importante  poner debajo del lente de los cuidados  el derecho a la ciudad, el derecho a un mejor hábitat”, afirmó Fernández.

Por último, Malena Galmarini expuso la experiencia de la empresa de agua potable y servicios cloacales que abastece a 26 municipios bonaerenses y Capital Federal; unos 14 millones de habitantes.

También en AySA la presencia de personal femenino es muy baja, generalmente ocupan puestos administrativos, de enseñanza, secretariado, o similares; no de tareas operativas.

Para revertir antiguas estructuras, la responsable de la empresa explicó que se trabaja en la capacitación de mujeres para trayectos de ascenso y en diferentes “políticas de sensibilización” que permita el crecimiento de las trabajadoras. También se distingue a las empresas proveedoras que acompañen esta visión, impulsando protocolos y acciones de reconozcan y cuiden a las mujeres.

“La mirada feminista le impone a las ciudades una visión más humana”, finalizó Galmarini.

Luego de un primer encuentro virtual donde se expuso acerca de la inclusión laboral de personas trans, Córdoba Diversa propuso en esta oportunidad trabajar sobre el acceso a los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales planteados por la OEA. Próximamente, el debate sobre inclusión y diversidad contará con la participación de miembros de ONU Mujeres y la Relatoría LGTBIQ de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Galería de fotos

Comentarios