Se reunión intendentes y jefes comunales

El intendente de Río Tercero sumó respaldo de Punilla en su cruzada por la UCR

lunes, 9 de noviembre de 2020 · 21:57

Marcos Ferrer, el intendente de la ciudad de Río Tercero, visitó este lunes el Valle de Punilla y mantuvo un encuentro con mandatarios de la región y dirigentes para analizar el impacto de la pandemia, evaluar el rol del radicalismo cordobés y sentar las bases para consolidar una alternativa y renovar la conducción partidaria.

Durante la recorrida, Ferrer dialogó con EL DIARIO y manifestó: «La idea era visitar algunos amigos, charlar un poco de la situación de la zona, la situación de nuestro partido y creo que no hay mejor manera que hacerlo personalmente y visitando los distintos lugares. Es la forma de conocer su realidad con más profundidad, que ellos tengan la posibilidad de contarme la realidad de sus localidades y las diferentes realidades que están viviendo».

Ferrer alcanzó una gran trascendencia provincial cuando cuestionó la decisión del gobierno provincial de endurecer las restricciones de la cuarentena y adelantó que no iba a sancionar sus vecinos, quienes debían abrir sus comercios para sobrevivir.

«En una primera, creo que todos apoyamos las medidas que se tomaron por la pandemia. Cuando se prolongó en el tiempo, empezamos a notar que había un hartazgo generalizado de la población y que el encierro no puede ser la única respuesta a esta situación. Además con poca participación en la toma de decisiones de los intendentes y jefes comunales, la verdad que nosotros no éramos consultados y se toman medidas restrictivas para las zonas como si todas las localidades fuesen iguales»; agregó.

«La matriz económica de todas las localidades no son iguales, no se puede aplicar una misma restricción a Río Tercero y a una población como Los Zorros que es mucho más chica. No es lo mismo un bar en nuestra ciudad que el Patio Olmos en Córdoba. No es un modo correcto de decidir y eso que lo hizo que me pronunciara de forma contraria, se prohibía un bar al aire libre con ocupación restringida y por otro lado, se autorizaba el funcionamiento de escuelas de danzas. Creo que era necesario hacer una mirada política e institucional y fundamentalmente, local. Nadie conoce mejor que los intendentes la realidad de los pueblos»; precisó.

En relación al papel que está jugando el radicalismo, Ferrer puntualizó: «Creo que estamos más preocupados en discutir algunas expectativas personales antes que la realidad que atraviesa la Provincia de Córdoba. Yo creo que el radicalismo es un partido que debe volver a enamorar a los cordobeses y para hacerlo, debe producir un recambio dirigencial y no sólo de edades, sino de caras. Tiene que modificar sus acciones, sus actitudes y no podemos seguir repitiendo el mismo camino, porque vamos a tener los mismos resultados. Hace 24 años que el Partido Justicialista gobierna la provincia y nosotros mirando desde afuera, teniendo muchas cosas para ofrecer y gobernando muchas ciudades importantes, haciéndolo bien».

«Evidentemente, tenemos un problema en la generación de cuadros dirigenciales provinciales y tenemos que trabajar en ese sentido. Muchos se han ido y a otros los hemos echado, como si sobraran. Creo que debemos unirnos y llevar un discurso distinto, no el típico discurso de la unidad, hay que dar debates dentro del partido. Hay que entender que tenemos un marco ideológico que nos contiende a todos y que tenemos que dar un paso a nuevos dirigentes»; completó.

Galería de fotos

Comentarios