Capilla del Monte

Fabricio Díaz: «Si a mí me va mal, a Capilla del Monte le irá mal»

Mañana se vence el plazo para conocer las propuestas de concesión del complejo El Zapato.
jueves, 18 de noviembre de 2021 · 11:14

El intendente de Capilla del Monte, Fabricio Díaz, salió con los tapones de punta contra los ediles de la oposición por las reformas que sufrieran los pliegos para la concesión y explotación comercial del complejo El Zapato. Mañana se vence el plazo para la presentación de las propuestas y tal como sucedió en la primera etapa, no hay oferentes interesados.

Molesto por la situación, Díaz dijo: «Si la lectura política es que a mí me vaya mal, tienen que saber que yo voy a decir que también le va a ir mal a Capilla del Monte. Van a tener que bancar el costo político».

Con respecto a las alternativas, el intendente indicó que en caso que, efectivamente, el plazo venza sin oferentes privados, se hará un nuevo llamado «y si no participa nadie en la licitación se hace un análisis de proyectos y se otorga de manera directa, en el marco del pliego». 

En principio, el pliego elevado por el Departamento Ejecutivo al cuerpo legislativo preveía una concesión de 25 años, pero este plazo fue bajado a 15 años por los ediles y sin mayores modificaciones en las exigencias al inversor, lo que hace que resulta un riesgo para cualquier empresario.

El Complejo El Zapato lleva esta denominación desde hace más de 50 años, debido a una piedra que tiene forma de zapato y que alrededor de la misma se fue creando un complejo. En la última década, el sector fue olvidado por los sendos gobiernos y lo que era un ícono para la ciudad, se transformó en un lugar peligroso para vecinos y visitantes. 

«Quiero sentarme de nuevo con los concejales y decirles: de este modo no anduvo. Si la lectura es en beneficio de Capilla del Monte, analicemos qué cosas mejorar para que esto salga adelante y no voy a tener reparo en decir la grandeza que tuvieron los dirigentes y los bloques de concejales para que salga adelante»; expresó el intendente.

«El problema son las modificaciones del pliego. Lo mandamos de un modo, no puedo decir que iba a salir, pero en conversaciones con distintos interesados, sostenían el interés. Cuando se modificó, ese interés se empezó a disolver, se empezó a apagar. Toda una serie de cosas, las corridas con el impacto ambiental y cosas que no tenían nada que ver con lo que veníamos hablando y capaz que te asusta un poco. Me genera una inseguridad, una incertidumbre. Hay que despojarse un poco de estas visiones rígidas políticas»; concluyó. 

Comentarios