La trama oculta detrás del intento de privatización

Así se armó la estrategia K para despojar del gas a Carlos Paz

Un interventor de La Cámpora, la Coopi y sus aliados locales y la mano negra de Carlos Caserio.
lunes, 13 de junio de 2022 · 10:11

Los vecinos de Villa Carlos Paz recibieron un duro golpe cuando el ENARGAS decidió entregarle el servicio de gas natural a la empresa privada Ecogas, en medio de una polémica resolución que fue rechazada en duros términos por los ciudadanos carlospacenses y por el gobierno municipal. Sin embargo, detrás de la medida existe una trama oculta que se dio a conocer en las últimas horas y que involucra a un interventor de La Cámpora, la Coopi y sus aliados locales (como Emilio Iosa, Carlos Felpeto, Mariana Caserio y Rodrigo Serna) y la mano negra del ex senador kirchnerista Carlos Caserio.

Mientras el gobierno de Carlos Paz Unido avanzaba en la decisión de disolver la empresa Carlos Paz Gas, para terminar con la sociedad entre la Municipalidad y la Coopi que estaba viciada de irregularidades, disputas internas, y obras realizadas sin autorización (del propio Enargas) que ocasionaron una sanción y el atraso de la gasificación de los barrios, el interventor del Ente Nacional Regulador del Gas, Federico Bernal mantenía una reunión privada con el concejal caserista Carlos Quaranta.

Corría el mes de noviembre del 2020 y se celebraba un encuentro que fue gestionado por el entonces senador K Carlos Caserio y la legisladora Mariana Caserio, que según informaron de forma oficial, tuvo como finalidad «debatir sobre la prestación del servicio de gas natural». En aquel entonces, la máxima autoridad del Enargas en Córdoba, un hombre de La Cámpora, había adelantado que se venía trabajando «a los efectos de tomar la determinación que corresponda, teniendo como premisa fundamental que el servicio público de distribución de gas en Villa Carlos Paz continúe prestándose en el marco de la normativa vigente».

El cónclave se apuró cuando el intendente Daniel Gómez Gesteira adelantó que se disolvería Carlos Paz Gas y se crearía una nueva empresa para sanear la prestación del gas natural. El anuncio cayó como un baldazo de agua fría en la Coopi, que es socio minoritario dentro de la prestataria y que había movilizado a diversos sectores con el fin de lograr la prórroga de la sociedad.

La nueva empresa se llamaría VCP Gas y tendría como socio mayoritario a la Municipalidad y como socio minoritario a la Cooperativa San Roque, que tiene a su cargo el servicio de agua potable en la zona de Villa del Lago. En marzo del 2021, el Concejo de Representantes aprobó en Primera Lectura la conformación de esta nueva sociedad y en abril, salió en Segunda Lectura. Ahí comenzaría una disputa abierta entre el gobierno municipal y los dirigentes vinculados a la Cooperativa Integral como Iosa, Serna y hasta el propio Felpeto, quienes convocaron a movilizaciones y despotricaban contra la iniciativa.

Mientras en el ente nacional «se analizaban los pasos a seguir», con el objetivo de intentar sostener la prestación en manos de la Coopi, fue el propio Iosa que encabezó una campaña para frenar el avance de la nueva empresa y evitar que la Cooperativa San Roque pudiese hacerse cargo del gas. El 28 de diciembre del 2021, el dirigente convocó a participar de la asamblea de ampliación del estatuto y quiso evitar que la institución pueda asumir alguna prestación distinta al servicio de agua.

Esos fueron los antecedentes de una trama que desembocó en la resolución del Enargas, entregándole el gas natural a una empresa privada de forma inconsulta, en medio de una situación sospechosa y sin tener en consideración la posición de la Municipalidad. El jueves pasado, para frenar el despojo y el desembarco de Ecogas, el Concejo de Representantes de Carlos Paz debió aprobar una ordenanza de emergencia para prorrogar la concesión de Carlos Paz Gas por el plazo de 120 días, mientras se aguarda que el INAES termine de reconocer a VCP Gas como una entidad jurídica capaz de hacerse cargo de la prestación.

Comentarios