Defensor objetó el proyecto de "Ley de Ordenamiento Territorial del Bosque Nativo"

Desde la Defensoría además se remarcó que es necesario establecer la obligatoriedad de contar con la evaluación de impacto ambiental previo a la obtención de la licencia ambiental.
miércoles, 28 de diciembre de 2016 · 10:22
Córdoba.- El Instituto de Ambiente del Defensor del Pueblo de la Provincia de Córdoba -INADEP- participó de la Audiencia Púbica que tuvo lugar el día de ayer. Se plantaron numerosas objeciones al proyecto y la forma en la que se instrumentó la Audiencia Pública.
 
Al comienzo de la exposición, el Director del INADEP Daniel Di Giusto, planteó la necesidad de llevar a cabo un amplio debate y la preocupación de la Defensoría por la forma en que se ha desarrollado la convocatoria de esta Audiencia Pública, por el escaso tiempo con el cual se la notificó, por el intempestivo cambio de lugar de realización de la misma y porque dada la importancia de la temática abordada es necesario garantizar la mayor participación posible.
 
Respecto del anteproyecto, el primer punto de exposición se refirió al artículo 1, donde se menciona "un aprovechamiento sostenible con cambio de uso del suelo de los bosques nativos". Para el INADEP esto genera una contradicción por cuanto si se pretende conservar el bosque no debe plantearse el cambio de uso de suelo.
 
Otro punto objetado tiene que ver con que el anteproyecto parte de la premisa de una disminución en la superficie de bosques existentes. Para la Defensoría del Pueblo esto no se puede establecer al no contar con mapas que delimitan las zonas de bosques, lo que no permite conocer las áreas actuales ni las superficies afectadas por el nuevo proyecto, por lo que no debería ejecutarse ningún tipo de acción.
 
Durante la exposición también se dejó sentado que el anteproyecto en cuestión es escaso en la definición de términos fundamentales tales como: "árbol", "bosque", "bosque nativo", "manejo sostenible de bosque", entre otros. Y que tales definiciones son fundamentales para la correcta interpretación y aplicación de la futura ley.
 
Desde la Defensoría además se remarcó que es necesario establecer la obligatoriedad de contar con la evaluación de impacto ambiental previo a la obtención de la licencia ambiental para todas las actividades que no sean propias de la preservación del bosque (art. 20 del anteproyecto)
 
Otros aspectos observados durante la participación de Defensoría fueron: la posibilidad que la aprobación de la nueva ley y la consecuente derogación del decreto 170/11 que reglamenta la ley 9814, se permita llevar adelante acciones como el desmonte químico, entre otras; la definición del Ministerio de Ciencia y Tecnología o el organismo que en su futuro lo reemplace como autoridad de aplicación (art. 7); el régimen sancionatorio planteado en el artículo 50 del anteproyecto, que debería contemplar sanciones como el arresto efectivo e incremento de penas para la reincidencia y definir una estructura de incentivos que generen el cumplimiento efectivo de la ley.
 
Finalmente se destacó que la aprobación de tan importante ley "influirá sobre las generaciones futuras y sobre la calidad de vida de las actuales, por lo que amerita un amplio marco de consenso que debe basarse en un exhaustivo intercambio de opiniones entre los distintos actores".

Comentarios