Vecinos de Huerta Grande denunciaron al municipio por un desmonte

miércoles, 10 de julio de 2019 · 16:44

Huerta Grande. Vecinos del barrio Villa del Parque de Huerta Grande denunciaron que el intendente Matías Montoto encaró el desmonte de un área de monte serrano para «favorecer inversiones inmobiliarias». Los habitantes de la zona aseguraron que hay máquinas municipales derribando árboles autóctonos y piden la intervención de la Secretaría de Ambiente de la Provincia.

«Envían las máquinas municipales para desmontar con la excusa de abrir calles. Llegan acompañados por decenas de policías para evitar que los vecinos impidamos que sigan volteando arboles autóctonos»; manifestó Romina Nieto, vecina del barrio.

Sin embargo, desde el gobierno de Montoto sostienen que se desplegó un operativo policial para recuperar un espacio donde habría un «descampado donde se guardan motos robadas». 

«Los vecinos denunciamos el autoritarismo, prepotencia y violencia de las autoridades del municipio de Huerta Grande, al no querer abrir instancias de diálogo con quienes habitamos el barrio. Las constantes políticas de desmonte y deforestación llevadas a cabo en todo el pueblo, justificándolas con los hechos de "inseguridad" que se están suscitando. Las falacias publicadas y difundidas por las autoridades del municipio en las redes sociales y medios de comunicación»; denunciaron los vecinos. 

El comunicado de los vecinos

«El día miércoles 3 de julio trabajadores de la Municipalidad intentaron tirar abajo la única zona verde de la parte del barrio que habitamos, diciendo que había que abrir una calle en ese lugar. Pudimos dialogar con los trabajadores y se retiraron sin desmontar. El día jueves 4 volvieron a hacerse presente los trabajadores municipales, junto al Secretario de Gobierno, Héctor Murúa, y personal policial. Llegaron sin querer abrir instancias de diálogo con los vecinos, que pedíamos la presencia de la persona responsable de ambiente, ordenanza municipal y estudio de impacto ambiental que avalen el desmonte pretendido. Por esta razón, decidimos intentar que la maquina no avance hasta que se respondan nuestras inquietudes y así poder llegar a un acuerdo. La respuesta de la Municipalidad fue traer mas policía y ordenar el avance de la máquina, a pesar de que estábamos adelante»; expresaron a través de un comunicado.

«No sólo fuimos desoídxs, agredidxs, insultadxs y violentados por la policía, los trabajadores municipales y las autoridades municipales, sino que finalmente desmontaron el único espacio verde que existía en el barrio. Ésta es una zona en la que prácticamente no existe vegetación, somos las y los vecinxs quienes estamos plantando árboles nativos y frutales en los terrenos que habitamos»; apuntaron los ciudadanos.

«En Córdoba queda menos del 3% de bosque nativo. Consideramos que son urgentes políticas municipales de remediación y reforestación con especies nativas. Los planos del ejido municipal son de hace muchísimos años y distan mucho de la realidad, por lo que consideramos necesario y urgente un plan de ordenamiento territorial participativo, en el que la comunidad y las autoridades municipales trabajemos juntos»; concluyeron.

Comentarios