Una empresa decidió trabajar y crece la tensión por el paro de interurbanos

sábado, 6 de febrero de 2021 · 00:30

Córdoba. El transporte interurbano regresó el pasado 15 de diciembre después de meses sin servicio por la pandemia del coronavirus. Poco más de un mes duró la vuelta a las rutas y ya hay nuevos problemas. La Asociación Obrera de la Industria del Transporte Automotor (Aoita) lanzó un paro por cuatro días en reclamo de pagos adeudados.

Ayer inició la medida de fuerza. En horas de la tarde, la empresa Buses Lep retomó la prestación de sus servicios y la decisión generó tensión en la Terminal de Ómnibus de la ciudad de Córdoba. Manifestantes impidieron su salida, por lo que se montó un fuerte operativo policial para custodiar los colectivos y evitar desmadres.

Ante esta situación, el secretario general del gremio, Emiliano Gramajo, ratificó a Telenoche que continúa el paro por 96 horas y denunció extorsión: "Es inaudito que la Secretaría de Transporte haya intimado a las empresas a retomar los servicios con solo 12 horas de una medida de fuerza".

"Buses Lep sale a romper una medida de fuerza", cuestionó y agregó que la compañía tiene grandes deudas con sus trabajadores. "Ellos cobraron el subsidio provincial. Son pocas las empresas que lo recibieron y casualmente son las que van a salir a trabajar", sentenció Gramajo.

Además, aseveró que "el 99% del sistema no cobró los salarios". Según detalló, adeudan las liquidaciones mal realizadas del 2020, el salario de enero y la segunda cuota del aguinaldo: "El mes de diciembre lo pagaron en tres veces y nosotros aceptamos seguir trabajando. Pero les pedimos cobrar en tiempo y forma".

"Nosotros queremos terminar ya la medida de fuerza. Queremos que nos paguen. Estamos solos y aún no recibimos ninguna notificación del Ministerio de Trabajo", cerró el gremialista.


La palabra del Gobierno de Córdoba


El secretario de transporte, Sergio Mogetta, consideró que el accionar de los manifestantes en la Terminal "excede el derecho a huelga" y obstaculizar el normal desarrollo de un servicio público "configura un delito, por lo que se solicitó la intervención del fiscal Raúl Garzón".


En diálogo con Telenoche, Mogetta fue contundente: "Solo las empresas presten sus servicios recibirán los subsidios proviciales". El resto de las compañías que no salgan a trabajar y que ya fueron intimadas, serán sancionadas con la quita de subsidios.


Además de Buses Lep, se espera que el sábado se sume Lumasa - Pájaro Blanco, Car-Cor y Sierra Bus. El funcionario prometió garantizar la seguridad de los pasajeros y trabajadores. (Fuente: El Doce)

Comentarios