Escándalo, insultos y empujones

Movilización para exigir la renuncia del intendente de Villa del Totoral

Tras la denuncia por malversación de fondos, decenas de ciudadanos se congregaron frente al Concejo Deliberante.
martes, 6 de julio de 2021 · 16:57

La pequeña localidad de Villa del Totoral, ubicada en el norte cordobés, vive días convulsionados luego que se conociera que un trabajador local había denunciado al intendente José Luis de Lucca, al secretario de Hacienda, Oscar Suárez, al empleado Humberto Vernola, y al proveedor Héctor Ortíz, por el supuesto delito de malversación de fondos. 

Tras el escándalo, Suárez renunció a su cargo en medio del malestar de la comunidad y el rechazo al pedido de informe que solicitó en el Concejo Deliberante el bloque opositor Juntos por Totoral.

Anoche en medio de una sesión especial en el Concejo Deliberante, decenas de vecinos se movilizaron para exigir que el intendente también se aparte del cargo y protagonizaron momentos álgidos. 

Según medios locales, el bloque Juntos por el Cambio y el Comité de Circuito Totoral de la UCR, emitieron comunicados repudiando los hechos registrados, donde ediles fueron descalificados por parte del intendente, José Luis de Lucca, y su asesor contable, Julio Gervasoni. El próximo viernes a las 19 horas habrá una marcha para que se esclarezca la causa que sindica al mandatario y parte de su gabinete, por malversación de fondos.

«Lo de anoche fue bochornoso, una sesión que termina de manera intempestiva a raíz de la intromisión al recinto de una persona ajena al cuerpo. Una persona que dice ser asesora contable del intendente, contador Julio Gervasoni, que se sienta detrás de las bancas de la oposición del concejal Bernabey, y cuando empieza a haber cuestionamientos hacia la gestión (…) se molesta el intendente, comienza a proferir insulto contra Bernabey. Y esa persona que estaba detrás - supuesto asesor contable que es el padre del presidente del Concejo- comienza también a insultar a Bernabey, se levantan ambos, se paran, los insultos toman mayor magnitud, comienzan a meterse con cuestiones personales, descalificaciones, también hacia la concejal (Cecilia) Garay y hacia mi persona»; relató el edil Eduardo Bravo a Noticias Jesús María.

Todo comenzó cuando el albañil Oscar Astrada Vieyra denunció al intendente y algunos allegados por presunta malversación de fondos, en relación a la construcción de varias cabañas en la zona de Potrero de Garay. Según se conoció, la inversión suma un total de doce millones de pesos y por el mismo cargo, fueron alcanzados el secretario de Hacienda Municipal, Oscar Suárez, así como también a otros funcionarios públicos (quienes ahora son investigados por una presunta asociación ilícita).

La denuncia fue radicada el pasado 2 de julio y está bajo la jurisdicción de la justicia de Alta Gracia y de la fiscalía de Jesús María. En concreto, el hombre aseguró que le encargaron la construcción de las cabañas y le pagaban con cheques emitidos por la Municipalidad (siendo que no era una obra pública del municipio ni una contratación oficial) que eran endosados por Suárez «para ser cambiados en una financiera por dinero y cubrir gastos».

Comentarios