Preocupación en Córdoba por las algas azules, ¿son tóxicas?

Los habitantes de la ciudad de Córdoba se encuentran preocupados por la contaminación del lago San Roque y se esperan los resultados de los estudios de toxicidad que se hicieron sobre las algas azuladas, cuya descomposición provocó un fuerte hedor que afecta a Carlos Paz.
miércoles, 29 de marzo de 2017 · 19:40
Carlos Paz. Los habitantes de la ciudad de Córdoba se encuentran preocupados por la contaminación del lago San Roque y se esperan los resultados de los estudios de toxicidad que se hicieron sobre las algas azuladas, cuya descomposición provocó un fuerte hedor que afecta a Carlos Paz.
 
Los voceros de la empresa Aguas Cordobesas aseguró que, pese a la proliferación de las algas en descomposición en la desembocadura del río San Antonio, todavía no se ha visto afectada la calidad del agua que consume la ciudad de Córdoba. La Coopi anticipa la mortandad de peces.

Tras el surgimiento de las algas, el Ministerio de Agua y Ambiente de la Provincia de Córdoba encargó pericias para determinar si se ha acelerado el proceso de eutrofización que padece el embalse hace más de 60 años. La realidad es que se ha incrementado la cantidad de nutrientes en el agua, esto provocó que proliferen las algas y terminen consumiendo el oxígeno. Lo que deriva entonces en el deterioro del lago, provocando un olor nauseabundo y cierta coloración.

La vocera de Aguas Cordobesas, Cristina Barrientos, dijo a Cadena 3: "Podemos informar que, hasta el momento, el estado del agua que ingresa a nuestra planta no presentas ningún tipo de observación. Los parámetros del líquido que ingresa a la planta potabilizadora son normales".
 
"Hacemos rigurosos análisis desde que el agua entra. Inclusive, tenemos un monitoreo ocho horas antes en la usina hidroeléctrica, que está controlando en forma permanente para saber la calidad del agua que va a ingresar a nuestra planta"; agregó la representante de la empresa.

"Hay 60 puntos en toda la ciudad, que verificamos en toda de forma diaria, para controlar que el agua, que estamos entregando a los cordobeses, es apta para el consumo humano"; añadió.

En tanto, desde la Cooperativa Integral (prestataria del servicio de agua potable en la zona sur de Punilla) se explicó que se trata de un proceso de deterioro que sólo podrá revertirse con un plan de saneamiento acorde a las necesidades de la cuenca. Estas obras deberán coordinarse entre los municipios y comunas, la Provincia y la Nación y debería comenzar con la finalización de las cloacas en las localidades ubicadas en el sur de Punilla y una oxigenación del reservorio.

Comentarios