Día Mundial del Sida: Más personas acceden al testeo

Gracias al “Circuito de Laboratorio” -que acerca el test de VIH a entornos no tradicionales- y a otras estrategias, descienden en la provincia los diagnósticos tardíos. Mañana habrá una jornada de testeo en la Plaza San Martín.
domingo, 01 de diciembre de 2019 · 09:58

El “Circuito de Laboratorio” acercó el testeo voluntario, confidencial y gratuito de VIH y sífilis a 17.302 personas, desde su implementación en 2018. Gracias a estrategias como esta, en la provincia de Córdoba se consolida la tendencia descendente de los diagnósticos tardíos de VIH.

En continuidad con dicho programa, y en el marco de la jornada intersectorial que se realiza todos los años con motivo del Día Mundial del Sida, mañana se concretará un nuevo testeo en la Plaza San Martín. Además, hoy se hará lo propio en Río Cuarto, entre otras actividades.

En lo que va del 2019, (enero a octubre) se testearon 8717 personas en 87 oportunidades (66 en capital y 21 en el interior), en entornos y horarios no tradicionales. Esto se logra gracias a cuatro móviles dispuestos para acercar el test rápido, y la participación de 150 agentes de destintas dependencias del Ministerio de Salud a lo largo del año.

De las personas testeadas este año, el 66 por ciento fueron mujeres y el 34 por ciento, varones. El 52 por ciento de las personas manifestó que era la primera vez que se hacía esta prueba, lo cual da cuenta de la eficacia de esta estrategia para ampliar la accesibilidad diagnóstica.

Asimismo, sólo el 29 por ciento de las personas manifestó usar siempre preservativo en todas las relaciones sexuales. Por eso, estos operativos se acompañan siempre con la entrega gratuita de preservativos y el asesoramiento pre y pos-test, para reforzar su uso y resolver dudas.

Cabe señalar que el Circuito de Laboratorio de la provincia es el único en el país que dispone, además de los tests rápidos de VIH y sífilis, la tecnología de Point of Care para el estudio de Linfocitos T CD4. Este dato, que se obtiene también en el momento, es uno de los parámetros que permiten conocer el estado inmunológico de las personas en las que se obtiene un resultado presuntamente positivo. A partir de allí, las personas son acompañadas hasta el final del proceso diagnóstico en una institución de salud que se acuerda en el momento, para ser recibida, evaluada clínicamente e iniciar el tratamiento.

La estrategia de Circuito de Laboratorio es posible gracias a un trabajo integrado con otras dependencias estatales, universidades y organizaciones de la sociedad civil.

Además de los móviles, la Provincia cuenta con una red de CePAT (Centros de Asesoramiento, Prevención y Testeo de infecciones de transmisión sexual). El test también se ofrece en los consultorios de Salud Sexual y Reproductiva y de Abordaje integral de la adolescencia. Otros lugares son las instituciones que nuclean a poblaciones “clave” como la sede de AMMAR, de ATTA y la Casa Trans Córdoba.

Otra estrategia innovadora es la Sala de Transmisión Materno Infantil (TMI) de VIH, sífilis, hepatitis B y control de Chagas congénito. Se trata de un espacio de reunión periódica, en el que un equipo interdisciplinario e intersectorial recolecta y evalúa información sanitaria, discute estrategias y articula acciones concretas para reducirlas. En el caso del VIH, la TMI en Córdoba 2018 ha sido de 2,4; lo cual acerca a la Provincia a la meta de lograr que esta cifra sea igual o menor a 2.

El VIH en Córdoba

Entre 2005 y 2018, el porcentaje de diagnósticos tardíos en Córdoba se redujo casi a la mitad: De 28,1 en mujeres y 44,9 en varones; pasó a 13,2 en mujeres y 21,1 en varones. Este índice mide la proporción de personas cuyo diagnóstico se produce en una etapa avanzada de la infección por VIH y permite evaluar las condiciones de acceso al diagnóstico. Se construye considerando en el denominador a todas las personas con fecha de diagnóstico conocida y en el numerador a las personas con diagnóstico de sida simultáneo o dentro de los 12 meses.

En cuanto a los nuevos casos de infección por VIH, Córdoba presentó en 2018 una tasa de 11,7 cada 100.000 habitantes; luego de haber llegado a picos de 17 o 18 entre 2009 y 2012. El último quinquenio se completa con las siguientes tasas: 15,4 en 2014; 14,5 en 2015; 13,7 en 2016, 13,3 en 2017.

Si se considera la tasa específica por sexo, esta ha sido de 15,5 en varones y de 8,2 en mujeres para el año 2018. No obstante, dado que estas tasas han sufrido variaciones a lo largo de los años (sobre todo en varones) es importante completar este dato con el de la razón varones / mujeres en la serie histórica de datos: mientras en 1987 había 19 varones por cada mujer diagnosticada; la proporción es ahora de menos de 2 varones por cada mujer.

En cuanto a la vía probable de transmisión, el 98 por ciento de los casos se refiere a prácticas sexuales sin protección.

De acuerdo al último boletín epidemiológico sobre VIH/sida publicado por la Secretaría de Salud de la Nación, 139.000 personas viven con VIH en Argentina, y el 17 por ciento desconoce su diagnóstico. De allí la importancia de las estrategias para ampliar el acceso al test.
El Programa Sida Córdoba trabaja todo el año con el objetivo de impulsar la demanda espontánea del diagnóstico; la promoción de la oferta del test en cada consulta médica; la descentralización de la realización de la prueba; al acceso a los controles clínicos y de laboratorio en personas con VIH; el inicio del tratamiento en el momento del diagnóstico; el trabajo interdisciplinario en adherencia al tratamiento antirretroviral para lograr la carga viral indetectable; y el desarrollo de múltiples estrategias para lograr la eliminación de la transmisión materna infantil de VIH y de sífilis.

Comentarios