Revista La Posta

Editorial: ¿Música? ¿qué es eso?

lunes, 02 de diciembre de 2019 · 07:04

¿Qué es la música?, ¿es para todos lo mismo?, ¿es tan solo una combinación de sonidos que producen un efecto estético?, ¿o quizás la forma de expresar algunas cosas que no se dicen?, ¿la música tiene una definición? Peeeeero… siendo sinceros ¿a quién le importa su definición? Si total todos sabemos que va más allá de eso porque abarca muchos aspectos importantes de nuestras vidas: puede ser una forma de expresión, distracción, entretenimiento; también influye en el estado de ánimo. Tal vez ese es el motivo por el cual siempre elegimos que esté con nosotros sonando de fondo, día tras día. Sin ella todo sería diferente. 

Para algunos es el lugar de escape, una manera de desconectarse del entorno, o por el contrario conectarse con él y tomar conciencia a través de las canciones y sus letras. No decimos que vivimos para escuchar música, pero sí que escuchamos música para vivir. Sería imposible de suplantar.

Aunque no todo es belleza, sentimientos y conocimiento musical cuando se abre el debate “música de calidad” versus “música comercial”. Se suele pensar que los artistas más comerciales buscan la ganancia de dinero y el reconocimiento sin importar los ideales y emociones que pueden llegar a transmitir. Las canciones de este estilo están compuestas por ritmos muy pegadizos y una letra fácil de recordar y distinguir. Muchas veces, este tipo de artistas se une a otros similares para lanzar una nueva canción o álbum y así potenciar su popularidad. Definir qué es música de calidad depende de quién escuche y su propia subjetividad. Sin embargo, coincidimos en que la llamada “música de calidad” es aquella cuyo fin es expresar algo que va más allá del interés económico. Pensamos que transmite ideas, sentimientos, emociones profundas, que nos posibilita el sentirnos identificados. Los artistas que se ubican de este lado, logran impactarnos de una manera diferente. Muchos de ellos tienen también fines económicos y logran ser conocidos gracias a las nuevas plataformas y medios de comunicación que en la actualidad facilitan la difusión, pero consideramos que su principal objetivo no es el dinero, sino que promover el arte que tanto aman. 

Ya hablamos que la calidad puede ser subjetiva entonces ¿por qué seguimos cuestionando los gustos musicales del otro? Esto se debe a que en muchos casos los gustos de una persona representan valores, costumbres e ideales que pueden unir a las personas y también dividirlas. En este último caso se puede generar una brecha ahondada por los estereotipos, modas y prejuicios preestablecidos, impuestos por los medios masivos de comunicación. Según nuestra opinión, las personas se dejan influenciar demasiado por el consumo para poder encajar en determinados grupos sociales, y así van perdiendo su personalidad y esencia. 

En fin… El objetivo principal, era hacer que la gente piense en la música como algo más sencillo y común, evitando escuchar música dentro de ciertos parámetros y juzgar los otros tipos de géneros, de este modo la podrían disfrutar mejor y en su máximo esplendor.


 

Más de

Comentarios