Revista La Posta

La explosión del rock nacional

Las condiciones socio históricas de la década de los ochenta dieron lugar a un crecimiento del rock argentino, con nuevas bandas y estilos que llevó a los oyentes a distinguir un antes y un después en la música de nuestro país.
lunes, 02 de diciembre de 2019 · 07:27

Por Pía Casado, Tomás Mangoldt y Luisiana Saita.

 

En el año 1982, especialmente durante la Guerra de las Malvinas, se produjo un boom del rock nacional. Terminaba en Argentina la última dictadura cívico militar con numerosos artistas integrando las listas negras de la censura. La presencia de política, espiritualidad, sexo, amor libre o palabras inconvenientes habían sido tenidas en cuenta para prohibir sus canciones. Pero cuando comenzó la guerra contra Gran Bretaña ese 2 de abril, los interventores de las radios dieron la orden de prohibir la música extranjera y muchos artistas argentinos censurados volvieron a ser escuchados.  

Ya en democracia, aparecieron nuevas estéticas en el rock. Por ejemplo, la banda Virus. Algunas personas criticaban a esta banda por sus letras. Se decía que eran superficiales. “Pero lo que ellos buscaban era salir de la oscuridad y de la dictadura, tener libertades que antes estaban prohibidas o reprimidas”. A esa conclusión llegó Adrián Álvarez, periodista que en su juventud estuvo estrechamente vinculado al rock en Buenos Aires. Soda Stereo es otro ejemplo que el entrevistado utilizó, ya que su estética era completamente diferente a la de artistas de generaciones anteriores.

“En los años ochenta yo era adolescente y con mis compañeros del colegio armamos un grupo de música”, contó Adrián. “Con ese grupo tocamos en varios lugares del circuito under, como Cemento. A la vez empecé a trabajar en una disquería alternativa. En ese momento, la mayoría de los discos de rock no se conseguían en las disquerías habituales”. Alguien los tenía que traer del exterior. Sin embargo, había disquerías alternativas que vendían estos discos importados, que según Adrián eran “carísimos”; o los copiaban en cassettes. “Algunos los grababan en vivo y después los copiaban. Los dueños de las disquerías generaban acuerdos con azafatas o viajeros para poder continuar con su venta hacia un público que tenía su estilo definido”, agregó. “Así es como se accedía a la música de rock en inglés”.

Al mismo tiempo, surgía en Inglaterra el punk rock, lo que le devolvió a este género su fuerza, ese espíritu que solía tener en los años cincuenta cuando, según el entrevistado, “cualquiera podía tocar y con tan solo tres instrumentos se podía hacer música”. Aparecieron bandas con nuevos estilos, como The Cure, que sirvieron de inspiración para la música argentina. Soda Stéreo, consideró Adrián, “tomó mucho de esas bandas generando un nuevo impacto en el público”. 

Volviendo a su adolescencia, Adrián contó que la música característica de su generación fue el rock: “Los que habían empezado a escucharlo en los sesenta siguieron enganchándose con artistas como Spinetta y García, quienes eran todavía referentes fundamentales”. En la actualidad, otros géneros musicales tomaron más protagonismo en comparación con lo que fue el rock nacional en la historia Argentina de los años ochenta. 

Cada generación tiene una relación con un género musical en particular. En este artículo se trató de los años ochenta, su relación con la democracia y su expresión a través de la música. Pero si se toma la música de hoy, en el contexto actual, ¿qué sociedad representa?
 

 

 

Comentarios