Cómo es la vida de un programador de Carlos Paz en Barcelona

martes, 23 de julio de 2019 · 21:00

Carlos Paz. Hace poco más de un año que Lucas Moyano viajó al viejo continente y se instaló en Barcelona, donde trabaja en una consultora que diseña software para el gobierno de Cataluña. Se trata de un joven desarrollador que vive un sueño «millenial», dejó su hogar en Carlos Paz siguiendo una oportunidad y alterna su labor de oficina con escapadas a las playas del Mediterráneo.

Lucas es el más chico de los hermanos Moyano, integrantes del grupo «Iceberg del Sur», y su pasión siempre estuvo ligada a las computadoras. «Era la primera vez que viajo a Europa y uno no puede evitar comparar su ciudad natal con el lugar en el que está. Ahora puedo apreciar más cosas que tenía Carlos Paz, y cosas que le hacen falta»; contó a El Diario. «En el ámbito de la profesión de informática, estando en Carlos Paz uno normalmente siente que no es parte de este mundo, y cree que en el exterior las cosas son mucho mejores. Estando aquí y también viajando a New York y conociendo varias startups me di cuenta el alto nivel de profesionales que hay en Córdoba. En Carlos Paz también, pero todos se van a trabajar en Córdoba. Y creo que esta idea, de sentirse más protagonista y de animarse a encarar proyectos muy ambiciosos, podría cambiar el rumbo tanto de la ciudad como del país. Dejar de depender tanto del turismo y generar una economía naranja. Como están haciendo mis amigos de Alquiler Argentina»; aseguró en declaraciones a este medio.

«Estoy en Altran que es una consultora, o sea que contratan gente para trabajar en proyectos que van consiguiendo y estoy en un proyecto que es un sistema de gestión del gobierno de Cataluña. Se encargan de traer empresas del exterior a Barcelona, por ejemplo, traen una empresa de motos eléctricas de China y cosas así. Las ayudan a traerlas a España y yo estoy en el equipo que gestiona el sistema de gestión que utilizan»; explicó el desarrollador carlospacense, quien en Córdoba supo trabajar en la firma HP y desarrolló programas que luego fueron aplicados por American Airlines.

«Se vive muy bien en Barcelona, mi oficina está cerca de Barceloneta, que es la playa. Así que salgo a las tres de la tarde y me voy a la playa. Hay muchas cosas distintas a nosotros, en lo que es educación muy de vez en cuando hay una huelga. Pero no por los salarios, sino para cambiar el sistema educativo. Además tienen una moneda estable que ayuda mucho a proyectar a futuro»; reconoció Lucas, quien consultado sobre los proyectos que tiene para los próximos años, agregó: «Estoy buscando lo que es mejor para mí. En lo que es programación, lo mejor es Estados Unidos, Suiza, Noruega y Australia, así que tengo ganas de irme a algunos de esos países y probar suerte».

Comentarios