Una carlospacense en «Tomorrowland», el festival más grande del mundo

miércoles, 31 de julio de 2019 · 18:00

Carlos Paz. La carlospacense Micaela Chiaraviglio cumplió un sueño al participar el último fin de semana de los quince años de «Tomorrowland» (La tierra del mañana, en español), el festival más grande del mundo que se lleva a cabo en la localidad de Boom en Bélgica y congregó casi a medio millón de personas. La joven que se encuentra radicada hace algunos meses en Alemania tras haber pasado una temporada en Ámsterdam (Holanda), disfrutó de nueva edición de la gran fiesta electrónica.

«Tomorrowland» no es sólo un festival, es un viaje a un universo que recrea un mundo de magia y fantasía como salido de un cuento. Los escenarios, los puestos, las luces y los distintos espacios montados en el predio, conforman además una experiencia inolvidable para todos los sentidos.

Así lo entendió Micaela, quien viajó con varios amigos hasta Bélgica para disfrutar del evento y compartió una serie de fotografías en las redes sociales. «La verdad que estuvo increíble, no se puede explicar porque es una experiencia única. Estuvo tremendo y por más que no te guste el tecno, es impresionante. Yo fui con cuatro amigos el último fin de semana y nos quedamos en el camping que está dentro del predio, que se llama Dreamville. Está todo decorado como si fuera Disney, pero en vez de tener juegos de diversión, tiene escenarios con música por todos lados y puestos con lo que se te ocurra»; reveló la joven oriunda de Carlos Paz, en diálogo con El Diario.

«Toda decoración es increíble, una grilla de artistas muy buena y si bien no es barato, es algo único. Yo tuve la posibilidad de ir porque nos veníamos organizando desde el año pasado y pudimos sacar las entradas antes, porque salimos sorteados entre los primeros veinte de cada país que podían comprar anticipadas. El lugar está muy bueno, eran los quince años del festival y te manejabas todo con un brazalete que te daban. Hay puestos de comidas y hasta un supermercado dentro de Dreamville y el predio es enorme, todo decorado como si fuera un bosque encantado. Lo que más me impresiono es la puesta en escena, la música, las luces y es una locura»; reconoció.

«Era un mar de gente y tienen una aplicación para activar la ubicación y que puedas encontrarte con tus amigos en medio de esa tremenda cantidad de personas. Había gente de todos lados del mundo, me crucé con algunos argentinos también y vi algunas banderas de nuestro país. Son de esas cosas que uno no se olvidará nunca, lo recomiendo para quienes puedan hacerlo»; completó.

Galería de fotos

Comentarios