«Azolla», la planta natural que mejoró el Balneario El Diquecito

Permite contrarrestar de forma positiva los efectos de las cianobacterias.
viernes, 6 de marzo de 2020 · 12:16

Carlos Paz.- La planta autóctona “Azolla” tiene capacidades naturales para actuar como potencial remediador del estado del agua contaminada. Es el caso del Balneario “El Diquecito”, donde esta planta se ha propagado en buena dimensión y permite contrarrestar de forma positiva los efectos de las cianobacterias.

Más allá de su aspecto, cubriendo de verde una buena parte del espejo de agua, brinda la posibilidad de evitar que las algas emanen mal olor y de alguna manera tienen efectos positivos en el estado de situación del agua.

Desde la Dirección de Ambiente, Éjido y Desarrollo Sustentable junto al INA CIRSA, se realiza un control exhaustivo sobre estas plantas, para evaluar de forma puntual en qué momento deben ser retiradas del lugar.

En este sentido, el Ingeniero Gustavo García Setti, Secretario de Desarrollo Urbano Ambiental, expresó: “Hemos implementado un trabajo distinto junto al INA CIRSA con resultados positivos debido al efecto de estas plantas naturales. Los convenios que se han firmado con la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba y el INACIRSA nos permite plasmar diferentes acciones que mejoran las situaciones que tenemos en el Lago San Roque. Tenemos que continuar con este tipo de políticas ambientales para mejorar el estado del Lago San Roque y poder mitigar la situación que hoy atravesamos”.

Por otra parte, el Ingeniero Carlos Cattalini, director del INA CIRSA, señaló: “Estas plantas en este caso particular son autóctonas de este curso de agua, a diferencia de otras bahías donde han sido plantadas por el Municipio, es un avance de nutrientes que comparten con las cianobacterias, donde una predomina por sobre la otra. En este caso, tiene beneficios ya que no presenta olor y emanación típico del proceso de descomposición de las cianobacterias. Pero si hay que realizar un control con el objetivo de que el volumen no sea excesivamente grande y evaluar si debemos remover estas plantas”.

“Si estas plantas mueren y van al fondo del agua pueden volver a liberar nutrientes y llegar a ser perjudiciales para el estado de contaminación, estamos en esa evaluación permanente para concretar de forma eficiente estas acciones de remediación”, completó Cattalini.

Comentarios