La batalla de San Roque, los camalotes contra las algas contaminantes

martes, 14 de abril de 2020 · 12:12

Una verdadera guerra silenciosa se está desarrollando en las aguas del lago San Roque, donde los camalotes colocados en las principales bahías del embalse luchan contra las cianobacterias para consumir el nitrógeno y fósforo y evitar que proliferen las algas contaminantes. En medio de la cuarentena, el gobierno municipal avanza con las tareas de mitigación en el área central y el Puente de Piedra de Costa Azul, dos de los sectores más afectados por el proceso de eutrofización.

Las actividades son coordinadas por la Secretaría de Desarrollo Urbano Ambiental y la Dirección de Ambiente, Ejido y Desarrollo Sustentable, que continúa trabajando en el monitoreo, prevención y mitigación de la contaminación de ríos y del lago.

Durante el fin de semana pasado, se hizo una extracción de algas con camiones atmosféricos y el camión desobstructor de la Provincia en la desembocadura del río San Antonio y el sector comprendido entre el Puente Carena y el Puente del Centenario.

Asimismo, en la zona del Puente de Piedra de barrio Costa Azul, se procedió a la recolección manual de las plantas acuáticas a los fines de reducir su población para que sigan cumpliendo con su función de purificación.

En ese marco, los camalotes (jacintos de agua) se colocaron en algunas bahías por su capacidad de alta fijación de nitrógeno y fósforo, con el objetivo de que compitan con las cianobacterias y colaboren en el saneamiento de aguas estancadas, disminuyendo también los olores y aspecto desagradables.

Galería de fotos

Comentarios