UNIR sigue de cerca la nueva ley de alquileres

Más dudas que certezas en inmobiliarios por la ley de alquileres

martes, 16 de junio de 2020 · 20:13

La Unión de Inmobiliarios de la Región (UNIR) que preside Daniel Chaves de Villa Carlos Paz sigue de cerca la nueva ley de alquileres y a priori la entidad planteó que hay más dudas que certezas.

Aunque aún falta la publicación en el boletín oficial y la reglamentación de la nueva ley de alquileres, desde la sanción en el Senado la ley dio lugar a muchas opiniones al respecto y abrió el debate a los diferentes puntos de vista que tienen al respecto cada una de las partes de un contrato de locación.

En términos generales los puntos más controvertidos para el sector inmobiliario son "los aumentos, la inscripción en la AFIP del contrato, la devolución del depósito de garantía con la entrega de llaves, y las garantías".

En cuanto a los aumentos, la incertidumbre se plantea respecto a la imposibilidad de determinar el valor del alquiler que se pagará el segundo año. "Ambas partes firman el contrato, sabiendo sólo lo que abonarán durante el primer año de vigencia del  mismo con un índice de actualización que será el que resulte del promedio entre el IPC (índice de precios del consumidor) y el de variación salarial. Tampoco se puede determinar el monto total del contrato que es un aspecto indispensable para calcular la regulación de honorarios de intermediación y el timbrado" aseguran desde el área.

En cuanto a la inscripción de la AFIP esto hace presuponer un aumento que vendrá de la mano de la facturación. "En la práctica, actualmente, muchos alquileres se abonan contra recibo evitando mayores costos en el valor del alquiler. La obligatoriedad de la inscripción en la Administración Federal de Ingresos Públicos expondrá a ambas partes frente al organismo fiscal".

Menor discusión ofrece el tema del pago de los impuestos y expensas ya que aquello que corresponde a la propiedad es responsabilidad de su dueño y lo que concierne al uso es responsabilidad del locatario. "Es decir, los impuestos que gravan la cosa y las expensas extraordinarias en tanto impliquen una mejora del inmueble son a cargo del locador y los servicios y expensas ordinarias a cargo del locatario. La garantía será otro tema a resolver ya que el locatario ofrecerá dos y el locador elegirá una de ellas. Actualmente lo más usual era la garantía propietaria y el recibo de sueldo, considerando que si en el transcurso del contrato alguna de ellas desaparece siempre hay una alternativa".

En tanto, sobre la devolución del depósito actualmente se entrega a los 30 o 40 días de la finalización del contrato. Esta modalidad comenzó sobre todo por el atraso en las liquidaciones de los servicios de las prestatarias. De ese modo, se esperaban que llegaran los últimos consumos y se descontaban del depósito para evitar los trámites de dar de baja y alta a los servicios posteriormente; fundamentalmente el de la luz que a partir de la exigencia de Certificación de un matriculado implica un trámite muy engorroso y costoso ante cada recambio. "Este será otro tema para ver como se lleva a la práctica".

En definitiva, es necesario esperar a la reglamentación y estudiar qué normas serán de orden público y cuales quedarán en el marco del orden privado a la libre regulación entre las partes. 

Galería de fotos

Comentarios