Nuevo esquema de vacunación contra la poliomielitis

martes, 2 de junio de 2020 · 10:20

A partir del 1 de junio y a nivel nacional, se modificó el esquema actual de vacunación contra la poliomielitis. Se retira del calendario la vacuna OPV/Sabin oral para pasar a un esquema completo de vacuna IPV/ Salk inyectable.

Este nuevo esquema de vacunación con IPV/Salk, consta de 3 dosis a los 2, 4 y 6 meses de edad y un refuerzo al ingreso escolar. Es decir, se produce una reducción del esquema de vacunación secuencial de cinco dosis que utiliza dos dosis de Salk y tres de Sabin oral, por uno de cuatro dosis completas de Salk.

La vacuna Sabin oral, fue esencial en la lucha contra esta enfermedad. En nuestro país comenzó a utilizarse en la década del setenta, y permitió que no se registren casos de polio salvaje desde 1984 hasta el momento. Esta vacuna se denomina viva atenuada, ya que el virus de la poliomielitis está vivo en la vacuna y se lo debilita.

En la fase final de la erradicación de esta enfermedad a nivel mundial, es necesario reemplazar la Sabin de los esquemas de vacunación, para reducir los riesgos asociados al uso de una vacuna atenuada.

En este sentido, Sandra Belfiore, referente del Programa de Inmunizaciones de la provincia, menciona, “dentro de las etapas de erradicación de la enfermedad, cuando no se registran casos de virus salvaje por muchos años como en nuestro país, es necesario retirar la vacuna atenuada – Sabin oral –; pero como el virus de la polio en el mundo sigue presente, debemos seguir protegiendo con una vacuna, en este caso la Salk”

La vacuna IPV/Salk, que se produce con virus inactivados, es inyectable y protege contra los tres serotipos de la enfermedad. En este sentido, Sandra Belfiore destaca que “esta vacuna ya se viene utilizando en el esquema actual, es decir que está incorporada en el calendario y contamos con dosis en los vacunatorios de la provincia”.

Sobre la poliomielitis

La poliomielitis es una enfermedad muy transmisible, que afecta principalmente a lactantes y niñas y niños menores de 15 años. Produce principalmente una afectación del sistema nervioso que puede causar una parálisis infantil. Al no tener tratamiento, el único medio de prevención es la vacunación.

Principalmente se transmite por el consumo de sustancias contaminadas con el virus, presente en la materia fecal; y por el contacto directo con personas que pueden contagiar la enfermedad.

En un futuro, se espera que la poliomielitis sea la segunda enfermedad en ser erradicada del mundo después de la viruela, provocando la suspensión de la vacunación antipoliomielítica.

Comentarios