Córdoba

En su 25 aniversario, la Municipalidad homenajeó a «La Luciérnaga»

miércoles, 29 de julio de 2020 · 09:37

En homenaje y conmemoración del 25 aniversario de la organización “La Luciérnaga”, la Dirección de Juventud perteneciente a la Secretaría de Gobierno coordinó con diversas áreas del municipio la intervención artística de un mural en la Plaza de la Intendencia.

La expresión artística se llevó a cabo en conjunto con el artista plástico Hernán Cappeletti “El Cape” y miembros de La Luciérnaga, quienes se mostraron agradecidos por la insignia que celebra la trayectoria de esta organización, la cual brinda fuentes de trabajo a los jóvenes de la ciudad.

“La Luciérnaga significa amor, alegría, respeto. Es un lugar especial para mí. Y hoy voy a plasmar mi nombre en el mural, en la ciudad. Es mi paso por la revista”, fueron las palabras de Gonzalo, quien lleva una trayectoria de 17 años como canillita de la revista.

El sábado, chalecos celestes y rojos coordinados por “El Cape” intervinieron el mural en grupos de trabajo respetando el protocolo por covid-19, con la utilización de alcohol en gel y manteniendo el distanciamiento social. La iniciativa es la primera entre tantas otras que se llevarán a cabo junto a los jóvenes de toda la ciudad.

“La imagen central es una revista gigante con una foto de los canillitas y personajes representativos de La Luciérnaga, donde la gama de colores representa la diversidad de la sociedad cordobesa. Estoy muy contento, porque este mural totalmente colaborativo demuestra que lo colectivo funciona y puede dejar este tipo de improntas”, declaró Cappeletti.

Posteriormente, con la presencia del viceintendente, Daniel Passerini; el secretario de Gobierno, Miguel Siciliano; el secretario de Políticas Sociales, Inclusión y Convivencia, Raúl La Cava; el subsecretario de Participación Ciudadana y Convivencia y creador de La Luciérnaga, Óscar Arias; el director de Juventud, Marcelo Ferro; Doris Mansilla en representación de la Legislatura de la Provincia de Córdoba y miembros de diversos bloques del Concejo Deliberante de la Ciudad, se procedió al descubrimiento de una placa sobre el mural.

“Consolida con su luz el compromiso social por una Córdoba cada día más justa e inclusiva, que propicia el desarrollo individual y la superación colectiva”, reza la insignia.

Al tomar la palabra, Arias expresó: “Hoy estamos impactados por la situación de pandemia, pero estamos acompañados por un estado presente. Excede a mis expectativas que este reconocimiento pase por una obra de arte que tiene mucho que ver con La Luciérnaga. Porque La Luciérnaga se hizo fuerte desde el arte”.

“Son un ejemplo y una marca registrada de Córdoba. Que hoy tengan un espacio propio en la Plaza de la Intendencia marca a fuego la pertenencia que tiene La Luciérnaga”, destacó el segundo mandatario del ejecutivo municipal, y añadió: “Estamos en un momento muy difícil. Hoy más que nunca la consigna de estado presente y comunidad organizada tienen que ser las dos columnas para que salgamos de esta situación”.

Por su parte, Siciliano resaltó: “La Luciérnaga es tan de Córdoba que estamos todos, el oficialismo y la oposición. Y es un ejemplo de lo que significa incluir, organizarse y de hacer algo por el otro”.

“No hay mejor política social que la que se va manteniendo. Por eso, no tengo dudas que La Luciérnaga se va a mantener por muchos años más”, fueron las palabras de Raúl La Cava.

25 años de historia

A mediados de los 90, Óscar Arias tomó la iniciativa de replicar “algo que ya se venía haciendo en Europa: Las revistas de calle”. El 20 de julio de 1995, la editorial gráfica comenzó a circular por la ciudad, con tan solo siete jóvenes canillitas instalados en 27 de Abril y Cañada, a metros del mural conmemorativo.

Actualmente la revista es la fuente de ingreso de 50 familias, a la vez que mantiene una red de solidaridad para más de 400 cordobeses a través de su Centro Comunitario. Allí se trabajan diversos programas odontológicos, de consultorio jurídico, de apoyo alimentario en su comedor, control de adicciones, bolsa de trabajo para acceder al sector privado y capacitaciones laborales y de oficio.

“Hoy La Luciérnaga adquirió vida propia porque los canillitas mantuvieron intacta, a través de tres generaciones, su hambre de inclusión social a través de la cultura del trabajo”, expresó su fundador.

A causa de la pandemia, la revista se alejó de las calles el pasado 17 de marzo y renovó la tirada en junio, con el cumplimiento de los protocolos pertinentes.

Comentarios