El niño que venció un tumor cerebral

Gabi es un sobreviviente, la historia que conmueve a Carlos Paz

Con tan sólo diez años, es el protagonista de una conmovedora historia de lucha.
martes, 14 de diciembre de 2021 · 13:05

Gabi Cabanay Usandivara tiene 10 años y vive junto a sus papás y su pequeño hermano Ciro en el barrio Malvinas de Carlos Paz. A su corta edad, ganó una dura batalla y sobrevivió a un tumor cerebral. Fue dado de alta hace algunas semanas atrás y decidió contar su historia a EL DIARIO.

Fue diagnosticado en febrero de 2019 y desde entonces, emprendió una larga lucha. Pasó un año de internación, complicaciones por una infección, quimioterapia y hasta la pérdida de un ser querido. El apoyo de sus padres y los constantes rezos al Cura Brochero fueron fundamental para que salga adelante.  

«En el 2019, mi mamá empezó a notar mis dolores de cabeza y que tenía una dificultad en el ojo. No lo podía abrir. Me llevó al médico y la doctora nos derivó a Córdoba. Primero nos dijeron que podía ser cáncer, pero en la Clínica Vélez Sarsfield nos dijeron que era un tumor que me comía el hueso. Me operaron y cuando me despierto, me informaron que me habían sacado el tumor y me habían puesto una placa de titanio. Me hicieron seis sesiones de quimioterapia, después me programaron otras seis más y una infección en la placa, hizo que me internen otra vez. La segunda cirugía fue horrible. En total, estuve casi todo el 2019 internado, hasta el 22 de diciembre»; contó Gabi.

«Durante la primera internación, quería ver a mi hermano y no podía. Falté dos años a la escuela y pude seguir estudiando con una maestra que me visitaba»; agregó.

Uno de los momentos más emotivos que vivió, fue cuando tomó la determinación de donar sus cabellos y volvió a la clínica. Gabi recordó: «Tomé la decisión de donar el pelo cuando me dieron el alta, porque me daba cuenta que había gente que la pasaba peor que yo. Lo más duro fue el día que voy a preguntar por mi compañero de pieza, tenía cinco años, había muerto y no me lo querían decir. El hospital y los chicos pasaron a ser mi familia y realmente era muy duro ver como los demás también sufrían, igual o peor que lo hacía yo».

Consultado sobre su enfermedad y cómo cambió su vida, dijo: «La histiocitosis es una célula mala que se genera. A mí se me hizo grande y me comía el hueso, eso surge cuando somos pequeños. Puede salir en los huesos, el hígado y el bazo. En mi caso, fue en el cráneo y eso era más complicado. La viví sufriendo y fue durante un año. Me dieron el alta el 1 de diciembre de este año, fue decisión mía y la de mi mamá volver a internarme para sacarme el catéter. Cuando ya no lo tenía, no podía creerlo. Antes quería ser militar o policía, ahora pienso en ser piloto de avión y medico y seguir pendiente de las personas que sufren esta enfermedad, quiero dedicarme a ayudarlos».

Carla es su mamá y expresó a este medio: «Realmente, él quiere contar su historia para que la gente sepa de qué se trata la enfermedad y estén atentos a las consultas médicas. Le rezamos mucho al Cura Brochero y le hicimos una promesa junto a Gabi, que cuando le dieran el alta, íbamos a ir a visitarlo. Aprendimos a vivir desde otro lado, uno lo ve de afuera, pero estar dentro de la clínica, pasar por hospitales, es algo difícil. La gente de la Clínica Vélez Sarsfield se portó muy bien. Gabi, antes de irse de la UTI, le preguntó a la enfermera cuántos chicos había, y nos pidió que les compremos cosas para que puedan jugar. A él le tocaban dos juguetes y uno era para su compañero de pieza. Cuando le dieron el alta y le preguntaron qué querían hacer, él dijo que buscaría la forma de ayudar a las familias que están pasando por esto» 

Para saber mas de la enfermedad pueden ingresar al siguiente link https://aah.org.ar/patologia/

Galería de fotos

Comentarios