Se mostró a favor de las clases presenciales

El cura párroco de Carlos Paz volvió a cargar contra las restricciones

Mario Bernabey dijo que el país, la provincia y la ciudad deben afrontar otros graves problemas como la pobreza o la inflación.
viernes, 23 de abril de 2021 · 06:31

El cura párroco de Villa Carlos Paz, Mario Bernabey, habló con El Diario luego de haberse contagiado de coronavirus y contó cómo vivió la internación, qué opinión tiene sobre las nuevas restricciones y su posición en contra la cuarentena.

El religioso, quien estuvo internado 45 días en terapia intensiva en el Sanatorio Allende, volvió a cuestionar el manejo de la pandemia y respaldó las clases presenciales. «No se puede cerrar todo, la cuarentena eterna no sirvió para nada»; sostuvo.

«La verdad no se cómo me contagié, calculo que fue por un contacto estrecho que no sabía que estaba enfermo. Yo empecé a sentir como una gastroenteritis, fui al Sanatorio Allende y di positivo. Desde que ingresé, estuve 45 días en la terapia intensiva y después me pasaron a sala común. Me costó mucho recuperarme, salí con todos los cuidados, hice kinesiología y un mes después empecé a dar las misas. Yo fui a hacerme un control y quedé internado»; aseguró.

En relación a su polémica posición contra la implementación de medidas restrictivas, explicó: «Yo siempre dije que seamos responsables y solidarios, con el barbijo, el lavado de manos, el uso de alcohol y las medidas con las que uno anda. Solidario también es cuidar al otro, no concurrir a las fiestas clandestinas o incurrir en un exceso de reuniones sociales. Sigo estando en contra de una cuarentena eterna, porque no ha dado resultados. La cuarentena en la Argentina generó pobreza, desempleo, una gran inflación, somos un país que no tiene norte y no se sabe hacia dónde vamos. Es muy dañino una cuarentena así, hace mucho mal a la gente. hoy vemos gente muerta de tristeza, pánico, soledad, abandono. Es un bicho bravo. Tenés que asilarte y la soledad es dura. Siempre estuve en contra de esa forma de tratar la pandemia».

«Yo creo que está bien lo que hicieron las provincias, no es momento para cerrar todo. Los niveles de pobreza y la inflación que tenemos son importantes, no alcanza la plata y creo que los dirigentes que conducen el destino de nuestro pueblo tienen que exhortarnos a esta responsabilidad. No podés cerrar todo, en Carlos Paz tenemos restaurantes, empleados, obreros, gente que vive de eso y cerrar no resuelve el problema»; puntualizó.

Consultado sobre las clases presenciales, el sacerdote consideró: «Yo estoy a favor de que la escuela esté abierta, son los lugares de menos contagios. Esta semana tuvimos dos burbujas y han sido por contactos fuera del colegio. La escuela no solo te enseña, te sociabiliza, te da amistad y contención. La escuela cerrada es una pena. Habría que ver en todo caso, los lugares de mayor contagio y evaluarlos. El problema del país no solo es la pandemia, es la pobreza, las fuentes laborales».

Comentarios