Se encendió el debate

Volvió el frío: ¿Aulas con ventanas y puertas abiertas en el Valle de Punilla?

Llegó el frío y se encendió el debate en torno a las medidas sanitarias que deberán mantener durante el otoño y el invierno. Hay localidades serranas donde el termómetro marca bajo cero.
jueves, 6 de mayo de 2021 · 07:46

Con la llegada de las bajas temperaturas, se encendió el debate en torno a la medida sanitaria que implica mantener ventanas y puertas abiertas en las escuelas y colegios del Valle de Punilla. La premisa es garantizar la aireación de cada recinto educativo, pero muchos alumnos, padres y docentes comenzaron a cuestionar las disposiciones por el frío intenso que se registra en las zonas serranas.

Ayer, el Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba dispuso que se mantengan abiertas las ventanas y que los docentes recomienden a los alumnos concurrir a clases con más abrigo. 

Luego de un año donde la presencialidad no se pudo lograr por la situación epidemiológica, las autoridades educativas sugirieron a los padres que se aproveche la vuelta a clases y la posibilidad del vínculo pedagógico presencial.

Durante la última quincena de abril, se duplicaron las burbujas aisladas en comparación con los primeros quince días del mes y mantener la ventilación de los ambientes parece una imperiosa necesidad. En concreto, se activaron los protocolos 5.270 veces, con 1.660 situaciones que derivaron en aislamiento preventivo para frenar los contagios.

No obstante, también es cierto que la disposición tendrá un impacto mayor en la salud de estudiantes que asisten a colegios en zonas de alta montaña y en poblaciones serranas donde el frío del otoño y (en especial) del invierno se hace sentir con más fuerza. 

En torno a las clases presenciales, Córdoba adhirió a los criterios del Consejo Federal de Educación para decidir la suspensión de clases presenciales en base a la categoría «alarma sanitaria», es decir, aquellos distritos que estén con indicadores muy altos en contagios, pero que también muestren un impacto en el sistema de salud con un alto nivel de ocupación de camas en terapia.

En simultáneo, los gobiernos locales deberán intensificar los controles en el ingreso y egreso a los colegios y piden a los padres compromiso para evitar reuniones sociales (como juntadas de compañeros de clases o cumpleaños) donde crecen los contagios.

Comentarios