Mercado laboral

Hacks que puedes usar para escribir un CV exitoso

Las tendencias y la importancia de los detalles para lograr tu mejor imagen.
jueves, 13 de octubre de 2022 · 10:01

Aunque escribir un Curriculum Vitae no es una tarea demasiado complicada o exigente, lo cierto es que se trata de una actividad que requiere de toda nuestra atención y dedicación a los detalles. Además de un poco de conocimiento básico sobre su creación.

¿Por qué? Porque este documento es más que nuestra carta de presentación, es el enlace entre nosotros y el trabajo que deseamos obtener. Básicamente, se trata de un resumen que puede cambiar nuestro futuro, para bien o para mal.

Dicho esto, en este documento deben estar reflejados nuestros mejores atributos, y es de vital importancia que el contenido y la presentación estén redactados y diseñados de la forma correcta.

Si estás interesado en aprender la mejor manera de describir tus logros en un CV, te invitamos a visitar el enlace.

¿Cómo saber que el contenido y la presentación del CV serán exitosos?

En primer lugar, la presentación debe ser lo primero en lo que pensemos, ya que va a ser el factor determinante entre leer el resto del contenido o dejar el documento a un lado. Dicho esto, los elementos visuales y la organización jugarán a nuestro favor, o en contra.

En segundo lugar, el contenido solo puede ser correcto cuando se incluyen los datos relevantes, las secciones claves muy bien destacadas y descritas, las Soft Skills y Hard Skills más relevantes y una buena explicación del por qué la empresa debería escogernos a nosotros por encima del resto de postulados.

Entonces, para saber que la edición del Currículum será nuestro boleto ganador hacia la selección, tenemos 4 hacks o claves que podemos usar. La idea es que, una vez que terminemos con la redacción del documento, nos hagamos las siguientes preguntas:

¿El diseño del documento luce atractivo?

Si optamos por crear el diseño desde cero y sin ayuda de una plantilla profesional, debemos tener en cuenta que este debe ser limpio, atractivo y nada distrayente.

Dicho esto, al inicio de la evaluación visual, debemos preguntarnos si el diseño nos gusta, si está ordenado y organizado, si se lee con facilidad, si la fuente es legible y de un tamaño ideal, y si se resaltan las partes importantes de la forma adecuada.

Asimismo, podemos agregar algunos elementos visuales adicionales que no sean textuales, pero debemos cuidar que estos elementos no destaquen más que el contenido importante.

¿Lo puede leer alguien ajeno a la profesión?

En nuestro auge por impresionar al reclutador, podemos caer en el error de usar tecnicismos y palabras que solo entiende un profesional afín a nuestra carrera. Sin embargo, debemos considerar que, en ocasiones, el reclutador no está tan empapado en la carrera, y su trabajo es encontrar un candidato con las características descritas en la vacante.

Por ello, debemos redactar el contenido de forma que cualquier persona lo entienda y lo interprete de la forma correcta. A pesar de esto, no debemos optar por un lenguaje coloquial e informal; al contrario, debe ser profesional, pero sin llegar a ser complejo o ambiguo.

¿El documento superó la prueba de ortografía y gramática?

Es común que, a medida que vamos redactando el contenido, tengamos algún que otro error de tipeo o falla de ortografía. No obstante, no porque sea común significa que es correcto dejarlo pasar; una buena ortografía es sinónimo de atención a los detalles.

Dicho esto, debemos prestar atención a los posibles cambios de letras (b-v, s-c, m-n, etc.), así como a la falta de tildes, puntos, comas, entre otros.

Asimismo, es de vital importancia revisar la gramática del contenido y el uso de la palabras dentro del contexto. De esta manera, nos aseguramos que el CV está redactado de forma ideal según las normas de escritura (cantidad, cualidad, relación y forma).

¿Por qué el documento destacará por encima de otros CV?

Parece obvio, pues el objetivo final de la redacción de nuestro resumen curricular es, precisamente, que nos haga destacar por encima del resto de candidatos. Sin embargo, el que esto sea nuestro objetivo, no quiere decir que lo estemos consiguiendo.

Por ello, debemos considerar ciertos elementos sobre el CV: ¿Refleja al 100% nuestras capacidades? ¿Demuestra nuestro esfuerzo en cada punto? ¿Se relaciona con los requisitos de la vacante? Pero la duda más importante sigue siendo, ¿te impacta el documento?

Una vez que pensamos y reflexionamos sobre estas cuestiones, es más sencillo descubrir si al documento le hace falta sumarle o restarle información, tanto para mejorarlo como para evitar sobreoptimizarlo.

No es necesario ser un profesional de la redacción o un diseñador gráfico con 20 años de experiencia para crear un resumen que comunique todo lo que queremos decir; lo que sí es necesario es que nos tomemos el tiempo adecuado, y creemos un documento que no deje ninguna duda de lo que somos capaces de hacer y lo que podemos ofrecer como profesionales.

Comentarios