Internet

Aplicaciones y salas de chat, una tendencia digital para encontrar pareja

lunes, 7 de marzo de 2022 · 12:05

Las aplicaciones de mensajería instantánea y salas de chat ofrecen la posibilidad de conocer a nuevas personas y encontrar pareja. De hecho, 4 de cada 10 parejas se conocen a través de esta modalidad, siendo las citas online uno de los encuentros más comunes entre las parejas homosexuales y heterosexuales. Pero una relación amorosa a través de las apps y salas de chat tiene un nivel complejidad: la falta de contacto físico y visual que determina si habrá una verdadera atracción al conocerse en persona.

Sin embargo, las relaciones de pareja en línea están muy asociadas con las que se producen cara a cara. La pareja suele realizar videollamadas y practican el sexting para que la relación se consolide por completo. A veces es algo temporal y por diversión para salir de la rutina, por lo que se resta importancia a la atracción que puedan sentir o no en persona.

Puedes utilizar el chat gratis argentina para encontrar una pareja virtual o conocerse mejor antes del encuentro personal. Se abrirá esta opción cuando estén preparados y en confianza para saber si funcionará.

Las aplicaciones y salas de chat para encontrar pareja

Desde hace 5 años, se ha incrementado la popularidad de las citas online y las relaciones de pareja por Internet. Durante la pandemia se masificó esta modalidad y se mantendrá durante los próximos años. Todo empieza con el acceso gratuito a las apps móviles o salas de chat, además de la influencia de redes sociales.

En esta época, es común que las personas encuentren a alguien para compartir parte de su vida a través de una aplicación o chats de citas, al igual que si se conocen en un parque o un centro comercial. La razón es que las personas están inmersas en un mundo digital que les permite socializar desde la pantalla que se les haga más cómoda y accesible.

Es suficiente con enviarse fotografías, vídeos y notas de voz para decidir tener una relación virtual. Es algo natural que se ha normalizado con el tiempo, sin olvidar que es más cómoda porque solo se debe interactuar desde casa sin juntarse ni planificar salidas. Tanto es así que las llamadas telefónicas también disminuyen; la única forma de interacción es mediante los chats para conocer a una persona, o más en algunos casos.

El “feeling digital” en las relaciones de pareja virtual

El “feeling digital” es un término que hace referencia a la atracción que sienten las parejas por Internet. Es la compatibilidad de la pasión y el deseo en este tipo de relaciones que evidencian si la pareja se complementa en el sentido emocional, físico y sexual, pese a que no se conozcan en persona. Ante esto, lo habitual es que busquen placer sexual más allá que el apoyo emocional. Todo depende de las preferencias de cada persona, aunque no es determinante.

En su mayoría, los usuarios delimitan sus relaciones a un espectro más sexual cuando consiguen pareja en una app o sala de chat. Las dinámicas de seducción y enamoramiento son diferentes a las personales porque sienten más confianza y libertad para decir lo que quieren. Es posible que estas relaciones se conviertan en una pareja estable con el tiempo.

También están quienes optan por el apoyo psicoemocional por encima del sexual. Se sumergen en el mundo digital para tener una relación amorosa debido al miedo a ser rechazados si coquetean en persona. Es una opción ideal para los tímidos e introvertidos.

¿Cómo elegir una pareja en las Apps y salas de chat?

La comunicación virtual tiene ciertas limitaciones con las que no cuenta una conversación cara a cara. Por ejemplo, los gestos al hablar o escuchar que son las principales señales para saber cómo se siente la otra persona o qué quiere decir. Por eso elegir una pareja en las apps y salas de chat puede resultar complejo porque no se conocen las verdaderas intenciones de la otra persona en un primer momento.

Lo recomendable antes de elegir quién será la pareja virtual es que tengan conversaciones muy frecuentes, cómodas y naturales. Esto demuestra el interés que podría tener la persona con la que se habla, aún más si se envían mensajes a diario o casi todos los días. Si los chats duran poco tiempo o se comunican de vez en cuando, es algo que no va a funcionar.

Otra señal es que las conversaciones sean fluidas, divertidas e interesantes con temas variados. No es necesario que ambos estén de acuerdo con la misma opinión, simplemente que puedan intercambiar mensajes con libertad sobre cualquier situación o actividad.

El factor decisivo es si se preocupan por la vida personal. Es una señal de que cada uno se volvió parte de la rutina del otro y la ausencia es notoria cuando no conversan. Por su parte, las insinuaciones sexuales demuestran el deseo de enviarse fotos, videos y conocerse en persona en algún momento. Cuando el contacto virtual quiere ir hacia lo físico se interpreta como la necesidad de entablar una relación en persona, según el “feeling digital” en esa conexión.

Comentarios