Con el regreso del «Almirante Irízar», finalizó la Campaña Antártica 2022

miércoles, 11 de mayo de 2022 · 00:00

Antártida. El regreso del rompehielos “Almirante Irízar” al puerto de Buenos Aires tras realizar una travesía de cuatro meses en los mares del «continente blanco», donde completó el abastecimiento y el relevo del personal que opera las bases de Argentina en su territorio más autral, marcó este lunes el fin de la Campaña Antártica 2022.


Después de una campaña antártica condicionada por la pandemia de coronavirus que durante 2020 y 2021 limitó las operaciones en el continente blanco, Argentina volvió este verano a reabrir sus bases temporales y a desplegar campamentos para proyectos científicos que en muchos casos se llevan adelante en cooperación con distintos países.


La titular de la Directora Nacional del Antártico (DNA), Patricia Ortúzar, afirmó en diálogo con Télam que “esta Campaña Antártica de Verano (CAV) presentó muchísimos desafíos porque volvimos a los niveles de actividad previos a la pandemia con la apertura de las bases de verano y el despliegue de campamentos científicos, pero sosteniendo el esfuerzo de la temporada pasada en las medidas de cuidado, los protocolos sanitarios, los aislamientos preventivos y los testeos para todo el personal desplegado”.


Ortúzar sostuvo que “en enero durante el pico de la variante Ómicron hubo momentos que fueron complejos pero la gran mayoría de la CAV se pudo desarrollar con normalidad, y esta en particular fue una campaña muy importante porque es la de la reanudación de actividades suspendidas por la pandemia como el trabajo en las bases de verano, el despliegue de campamentos científicos o la cooperación internacional”.


“Las campañas antárticas de verano representan para la Argentina la continuidad de una política de estado que sostiene la presencia ininterrumpida de nuestro país en su territorio en ese continente desde hace 118 años; esa presencia continua a través de la Ciencia es una herramienta fundamental en el sostenimiento de nuestros derechos soberanos”, remarcó.


La funcionaria ponderó que “Argentina es uno de los países firmantes del Tratado Antártico, un mecanismo sólido que hace 60 años que funciona por consenso y que tiene la fuerza de que cada decisión que se toma es con el compromiso de todas las partes; en ese marco Argentina tiene un rol propositivo para que las decisiones que se tomen estén alineadas con nuestros intereses, y una herramienta vital para ello es la provisión de información científica para la toma de decisiones”.

Comentarios