La extraña razón por la que los ratones machos tienen terror a las bananas

domingo, 5 de junio de 2022 · 00:37

Canadá. Científicos canadienses descubrieron recientemente algo acerca de los ratones machos: el olor distintivo de una banana los estresa. Investigadores de la Universidad McGill en Montreal, Quebec, aprendieron sobre esta inusual aversión a las frutas mientras analizaban el aumento de las hormonas del estrés en ratones machos cuando los machos estaban cerca de las hembras embarazadas o lactantes.


Los especialistas informaron en un nuevo estudio que los cambios hormonales de los machos fueron provocados por la presencia de un compuesto llamado acetato de n-pentilo en la orina de las hembras. También resulta ser el compuesto que le da a las bananas su olor distintivo.


“Todo fue una sorpresa, ya que no buscábamos esto en particular y lo encontramos por accidente”, dijo Jeffrey Mogil, autor principal del estudio y profesor del departamento de psicología de la Universidad McGill. “Las hembras embarazadas estaban en nuestro laboratorio para otro experimento, y uno de nuestros estudiantes de posgrado se dio cuenta de que los machos comenzaron a actuar de manera extraña”, explicó Mogil en diálogo con Live Science.


En el artículo, los investigadores escribieron que “los ratones machos, especialmente los machos vírgenes, son bien conocidos por participar en agresiones infanticidas para mejorar su aptitud genética”. Como una forma de mantener a raya a estos depredadores potenciales, las hembras embarazadas y lactantes confían en la quimioseñalización, o la emisión de respuestas químicas a través de sus cuerpos, para enviar mensajes a los machos para que se mantengan alejados de sus crías.


Los autores del estudio también descubrieron que los niveles de analgesia inducida por el estrés eran significativamente más altos en los ratones macho vírgenes, lo que sugiere que los machos no emparentados eran una amenaza mayor para la supervivencia de las crías que los padres. “Los hallazgos ofrecen un vistazo a los canales de comunicación invisibles que usan los animales para hablar entre ellos. Los mamíferos se envían mensajes entre sí más de lo que pensábamos originalmente. Estamos descubriendo que sus comunicaciones son mucho más ricas de lo que les damos crédito”, concluyó el experto.

Más de

Comentarios