Desesperado pedido a la justicia

Carlos Paz: Una madre, dos niños y una historia de violencia y abusos

Viven escondidos, con miedo y necesitan ayuda para llevar una vida normal.
viernes, 1 de julio de 2022 · 17:37

Una joven madre de Carlos Paz asegura que está viviendo un calvario a causa de su ex pareja y denunció un caso de violencia de género, abuso y amenazas que atenta contra la vida de sus dos hijos. La mujer decidió hablar con EL DIARIO y hacer pública su historia con la esperanza que la justicia pueda fallar a su favor y brindar una respuesta.

M tiene 41 años, un hijo adolescente de 14 años y una beba 8 meses. Durante una década estuvo en pareja y cuando su hijo mayor tenía 3 años, tomó la determinación de empezar a estudiar enfermería. Según relató, ahí fue cuando las cosas comenzaron a cambiar y empezó a ser víctima de agravios y violencia física de parte del padre de sus hijos.

Tras haberse recibido, después de mucho esfuerzo, comenzó a independizarse y decidió separarse. Sin embargo, las cosas se pusieron aún peor: el hombre comenzó a maltratar a su hijo y fue denunciado por violencia y abusos sexuales.

Si bien en la actualidad se encuentra con una restricción, M contó que tanto ella como su hijo sufren persecuciones y que llegó incluso a perder varios trabajos por el acoso de su ex pareja. Más de una vez, tuvo que activar el botón antipánico para que él se alejara de su casa y cansada de vivir escondida y con miedo, busca alguna respuesta de la justicia.

La mujer lleva más de un año sin trabajar, su familia se encuentra en una situación de total vulnerabilidad y viven con un subsidio otorgado por el Polo de la Mujer. El dinero apenas si le alcanza para pagar el alquiler de una vivienda que deberá abandonar en el mes de agosto y sobrevive con la venta de pan y algunos trabajos de enfermería. 

«Mi hijo no lo puede ver, tiene mucho miedo porque él lo abusó sexualmente. Cuando él no sabe donde estamos, tenemos un momento de paz, pero cuando se entera, comienzan los problemas. Viene y se lo quiere llevar a la fuerza y no sirve de mucho tener una restricción. En medio de todo esto, en el año 2019, el juzgado dijo que debía haber un vínculo entre padre e hijo y él se lo llevó y lo tuvo encerrado durante una semana en su casa»; manifestó a este medio.

 «Le hicieron una Cámara Gesell a mi hijo, pero nunca pudimos conocer el resultado. Me dicen que debo poner un abogado, pero nosotros no tenemos ni para comer. La SENAF hace una semana me pidió papeles del colegio y certificados médicos, no sabemos cual es la intención. Quiero una vida normal, poder trabajar y tener con quien dejar a mis hijos tranquila, necesito trabajar »; añadió la mujer.

Su hijo adolescente también dio su testimonio y expresó: «Quiero justicia por todo lo que está haciendo mi papá y su familia, a mí me sigue cuando voy al colegio y siento mucha imponencia. La justicia no hace nada cada vez y pocas veces logramos protección. Llega un punto en el que no podemos dar el domicilio real donde vivimos, porque la justicia lo exponía y él terminaba sabiendo donde estamos o a qué colegio iba yo. Tampoco entiendo porque la SENAF interviene ahora, pidiendo papeles. Yo no quiero que nos vayan a separar, ella es una buena madre y siempre peleó por nosotros, por nuestra vida. No veo la hora que acabe esto y salgamos adelante, son muchos años y estoy muy cansado».

Una campaña solidaria se inició para brindar asistencia a la familia, que necesita pañales, zapatillas número 41 y ropa, leche deslactosada para la bebé y alimentos. Para ayudar y acercar donaciones, comunicarse al (3541)-643368 (Juani).

Comentarios