Se celebra en todo el mundo

Halloween: Cuál es el origen de la Noche de Brujas

Se trata de una de las festividades más populares y se remonta a una curiosa tradición.
martes, 31 de octubre de 2023 · 19:39

La fiesta de Halloween es una de las celebraciones más populares alrededor del mundo, se celebra cada año el 31 de octubre. Esta festividad, originaria de los antiguos celtas, ha evolucionado a lo largo de los siglos para convertirse en una noche llena de disfraces, dulces y actividades espeluznantes.

Los orígenes de Halloween se remontan a la festividad celta conocida como Samhain, que marcaba el final del verano y el comienzo del invierno. Durante esta época del año, los celtas creían que los espíritus de los muertos regresaban a la tierra para visitar a sus seres queridos y traer prosperidad al próximo año.

Para protegerse de los espíritus malignos, los celtas encendían fogatas y se disfrazaban con máscaras y vestimentas espeluznantes.

Con la llegada del cristianismo, el festival de Samhain se fusionó con la festividad cristiana del Día de Todos los Santos, que se celebraba el 1 de noviembre, dando origen al «All Hallows' Eve» (Víspera de Todos los Santos), que posteriormente se abrevió a Halloween. Durante la Edad Media, existían algunas prácticas supersticiosas relacionadas con esta festividad, como la creencia de que los fantasmas podían ser atraídos a los hogares o lugares sagrados con comida, por lo que la gente empezó a ofrecerles alimentos y dulces para apaciguarlos.

La tradición de tallar calabazas también es un elemento típico de Halloween. Originalmente, los celtas tallaban nabos para representar rostros o espíritus y los colocaban cerca de las puertas para asustar a los malos espíritus y proteger sus hogares. Cuando esta festividad llegó a América en el siglo XIX, los inmigrantes irlandeses adaptaron esta tradición a las calabazas, ya que eran más fáciles de encontrar en dicho país.

Actualmente, Halloween se ha convertido en una gran fiesta comercial, donde tanto niños como adultos se visten con disfraces de personajes terroríficos, fantasmas, brujas o cualquier otro ser espeluznante. Además, existe la tradición del «truco o trato», en la que los niños visitan las casas de sus vecinos pidiendo dulces, y si no se les da nada, pueden «asustar» a los habitantes con bromas o travesuras.

Comentarios