La próxima semana se conocerá la sentencia por el crimen de Carina Drigani

martes, 23 de julio de 2019 · 17:29

Córdoba. Mañana se reanudarán en la Cámara Cuarta del Crimen de la ciudad de Córdoba las audiencias por el crimen de Carina Drigani, la mujer de 44 años que fue encontrada sin vida en el año 2016 en el arroyo La Aguada de Icho Cruz. El único sospechoso que tiene la causa es su ex pareja, Hugo Salas.

Las pericias determinaron que Drigani había muerto por asfixia por sumersión y su cuerpo tenía heridas realizadas con objetos punzocortantes. El proceso se inició el pasado 25 de junio y luego se interrumpió por la feria judicial, y hasta el momento, ya han pasado varios testigos (entre ellos los forenses y peritos que complicaron la situación del único acusado). También declararon los cuatro hijos de la kinesióloga, quienes no dudaron en calificar a Salas (77) como obsesivo y controlador.

La defensa del acusado sostiene que Drigani sufrió una «muerte accidental». Andrea Amigo, una de las abogadas del acusado, sostiene que los peritos y forenses que han declarado favorecieron ampliamente a su defendido debido a que «explica bien esta hipótesis del accidente en la que la defensa siempre ha hecho hincapié». Salas está imputado por el delito de «homicidio doblemente calificado: por el vínculo y por mediar violencia de género», lo que se conoce como «femicidio».

El penalista cordobés Carlos Nayi, quien representa a una de las hijas de Carina Drigani, dijo que está probado que el único imputado fue el autor material de la muerte de la mujer. «Ha quedado demostrado doctrinaria y jurisprudencialmente de que no hace falta evidencia directa para que haya condena. Los indicios entrelazados en la manera que sean unívocos, graves, vehementes y no anfibológicos son suficientes para detener, imputar y condenar. No hay duda alguna que en esta causa como en tantas otras, cuando el crimen se efectúa en solitaria intimidad y alejada de la vista y el alcance de otras personas, son muy importantes las evidencias directas; no una ni dos, acá tenemos innumerables que lo ubican a Salas en claro campo de responsabilidad. Estoy convencido y así voy a pedir que Salas debe responder por el delito de femicidio»; dijo el prestigioso abogado.

«La actividad de la manipulación, luego el traslado bajo engaño, y finalmente la ejecución. Salas dominaba el curso de los acontecimientos que terminaron con la muerte de Drigani. En muchas causas que se han juzgado en Córdoba, como el caso Corradini, el del Gaucho Vera, quedan claro que los indicios y la fuerza incriminante de los mismos, depende de la apreciación y la valoración en conjunto y por cierto, en este caso, están asociadas a un procedimiento intelectual deductivo e inductivo»; señaló el penalista, quien asevero que la hipótesis del suicidio ya ha sido descartada.

El 3 de mayo de 2016, Carina Drigani (44) de profesión kinesióloga y mamá de cuatro hijos, se ausentó de su consultorio en la ciudad de Córdoba de forma misteriosa. Dos días después, el cuerpo de la mujer fue encontrado por un grupo niños a la vera del arroyo La Aguada (Icho Cruz).

Comentarios