Cuarentena: Se disfrazó de policía en Villa Gesell para ver a su novia

viernes, 10 de julio de 2020 · 11:29

Durante el fin de semana, un hombre con uniforme de policía manifestó la intención de ingresar a la ciudad de Villa Gesell para trabajar, aunque en realidad pretendía ver a su novia.

Cuando fue detenido en el acceso, tanto él y su acompañante, una mujer policía, debieron presentar sus respectivas habilitaciones.

El hecho ocurrió el pasado 3 de julio cerca de las cuatro de la tarde en el puesto sanitario del Acceso Sur de Gesell pero trascendió recién este miércoles. Los agentes municipales que estaban en el ingreso a la ciudad balnearia por la calle 139 dudaron cuando el hombre, que iba acompañado de una mujer, les dijo que era agente de la Bonaerense en la localidad vecina de Ostende (en Pinamar). Iba acompañado de una mujer de 32, que también aseguró que era policía y mostró su identificación.

A las personas del control algo no les cerró: que el hombre de 34 años vestía la campera de la fuerza de seguridad de la Provincia pero el pantalón era de jogging. Por eso, llamaron a la comisaría 2a. de la ciudad y pidieron que un patrullero se acerque para constatar. 

Cuando los presuntos colegas de la pareja que intentaba entrar a la ciudad en medio del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio apareció otro auto desde adentro de la ciudad. Este hombre, a bordo de un Volkswagen Gol Trend negro, acababa de entrar a Gesell porque tenía constituido el domicilio allí. Y volvía en busca de sus “amigos”. Dijo que él era “oficial de policía de Pinamar”.

Los colegas de este hombre certificaron que no mentía. Pero les quedaron las dudas con la pareja. Después de varias preguntas, el hombre que viajaba con la mujer admitió que no integraba la fuerza y que le habían prestado la campera para poder entrar a la ciudad.

El y la mujer fueron trasladados a la comisaría y quedaron a disposición de la Justicia por violar el artículo 205 del Código Penal, en el contexto de la pandemia y la cuarentena. En la dependencia confirmaron que la mujer efectivamente es agente de esa fuerza en Pinamar, tiene 32 años y está con licencia médica psiquiátrica desde finales de diciembre del año pasado.

El caso quedó bajo investigación del fiscal Walter Mercuri, quien abrió una causa pero liberó a los implicados, quienes por supuesto debieron abandonar la ciudad que fundó Carlos Gesell a principios de la década del ‘30 del siglo pasado. Y volver a sus casas, de donde no podrán salir hasta que quede sin efecto el decreto de cuarentena.

Además, el tercer policía fue infraccionado por no tener documentación del VW Gol Trend. Y el Ministerio de Seguridad bonaerense abrió una investigación en Asuntos Internos que, según las fuentes consultadas, todavía no se resolvió.

Comentarios