Golpes, amenazas y engaños, el infierno que vive una mujer de Bialet Massé

jueves, 30 de julio de 2020 · 00:00

Desde hace un año, una vecina de Bialet Massé vive un verdadero infierno a causa de su ex pareja y teme por su vida. Se llama Claudia (42) y padece una historia de amenazas, violencia y engaños que recrudeció el año pasado cuando decidió separarse. La mujer es madre de tres hijos, tiene botón antipánico y contó que hizo seis denuncias contra su agresor, un guardia penitenciario de 51 años que trabaja en el penal de Cruz del Eje.

«A mí me salvó la cuarentena, porque llevo cuatro meses encerrada en mi casa. Mi ex marido me amenazó varias veces de muerte, me golpeó y ejerce violencia física, económica y psicológica contra mí. Yo no sé qué más hacer, hice denuncias, hay vigente una medida de restricción y tengo botón antipánico, pero eso no le impidió a él meterse varias veces en mi casa, robarme, intentar que me quitaran a mis hijos y amenazarme»; denunció la mujer, durante una entrevista concedida a El Diario.

«Yo me separé el año pasado porque ya no podía seguir aguantando esta situación. Él es penitenciario y es el papá de mis hijos y juntos tenemos una nena de 15 años, un varón de 13 y la más chica de 8 años, que tiene discapacidad. Tomé conciencia de la situación que estaba viviendo y decidí alejarme de él, pero eso trajo aparejado una situación económica muy difícil porque durante cuatro meses él no me pasó un peso. Después empezó a darme 12 mil pesos, salió una sentencia provisoria y tampoco la cumplió. Más allá de toda la violencia física y psicológica que ejerció sobre mí»; relató.

En otro fragmento de la entrevista, Claudia contó: «A mis hijos les pide que se escapen para verlo, quiere tentarlos con regalos y cosas así. Pero ellos no quieren verlo a él, porque saben todo lo que yo he tenido que pasar. Nosotros nos conocimos cuando éramos chicos, hace 25 años. Yo tenía 17 años cuando empecé a salir con él y fue aislándome, dejándome sin amigas y prácticamente sin tener relación con nadie que no sea él.  Me fui acostumbrando a que toda mi vida dependiera de él y las cosas que hacía con él. Siempre ejerció mucho control sobre mí, me golpeaba brutalmente (me llegó a dejar inconsciente debajo de una mesa) y me insultaba y llegó al punto de internarme en la Colonia Santa María, cuando descubrí que me estaba engañando con otra mujer. Me tuvieron diez días internada en la colonia, cuando en realidad era la represalia de él porque lo había descubierto en un nuevo engaño. Después vieron que yo no era el problema».

«El año pasado empecé a estudiar defensa personal israelí y me fui dando cuenta que era una víctima y que no podía seguir así. Hice cursos de capacitación, de leyes y RCP y seminarios sobre violencia donde vi un montón de cosas que me estaban pasando en mi propia casa. También me hice amiga de quien era el ayudante terapéutico de mi abuela, que luego se convirtió en mi pareja, y él me ayudó mucho a salir adelante. Así fui viendo todas las cosas que estaban mal y cómo ponerle un fin. Pero bueno, sigo padeciendo los ataques de mi ex pareja. Incluso ha llegado a increpar y amenazar a mi pareja. El 21 de septiembre del 2019 fue la última vez que me pegó, ahí lo denuncié por primera vez. Después fui haciendo presentaciones cada vez que él hacía algo, pero durante toda la cuarentena estuvo violando las medidas de restricción, metiéndose en mi casa y sacándome cosas»; reconoció.

«Estoy cansada de salir a la calle y andar mirando para todos lados por miedo a que me haga algo. Estoy cansada de no poder vivir tranquila con mis hijos. Una vez antes de que empiece la cuarentena, estaba andando en bicicleta, me apareció de la nada y me quiso pasar por encima con el auto. Yo espero que mi testimonio sirva para que avance la causa, pero también para que otras mujeres que están viviendo lo mismo se animen a denunciar. Sé que hay muchas mujeres que están padeciendo lo mismo que yo y tienen miedo, yo también tengo miedo pero ya no voy a quedarme callada»; completó.

¿Dónde denunciar hechos de violencia de género?

-Polo de la Mujer: 0800 888 9898. Entre Ríos 680, Córdoba. WhatsApp: (351) 814-1400.

-144, línea nacional. 

-Para denunciar, acercate a cualquier unidad judicial, funcionan en las comisarías de toda la provincia.

Comentarios