Tensión mientras esperaban a su primer hijo

Grave denuncia contra una clínica privada de Carlos Paz

Un vecino asegura que intentaron cobrarles ilegalmente por el parto y que los mandaron a un hospital.
viernes, 19 de noviembre de 2021 · 14:41

Tensión, desesperación y bronca fueron algunas de las sensaciones que se apoderaron de Matías Lazo y Jennifer Pereyra, una pareja de Carlos Paz que asegura haber vivido un calvario mientras esperaban para tener a su bebé en la clínica privada San Patricio. La mujer estaba con trabajo de parto y cuando llegaron al establecimiento para que diera a luz, se encontraron con que no les reconocían la obra social y les exigían que pagaran para atenderse.

Lo curioso del caso es que durante todo el embarazo, habían concurrido al sanatorio y la obra social APROSS cubrió todos los gastos sin problemas. Lazo denunció que le quisieron cobrar ilegalmente para que su mujer diera a luz y dijo que debieron viajar de urgencias a la ciudad de Córdoba, donde finalmente nació su primer hijo.

Según manifestaron a EL DIARIO, cuando llegaron a la clínica ambos fueron hisopados y debieron pagar $1600 y luego les comunicaron que por el parto normal, debían abonar $17000 y $27000 por cesárea, al tiempo que les pedían firmar un documento donde se comprometían a pagar otros gastos que surgieran. Matías se indignó y le recriminó al personal de la clínica que la obra social cubriría el embarazo, pero recibió una insólita respuesta.

«Fueron unos chantas, nos quisieron hacer pagar algo que nuestra obra social cubría completamente. Aprovechan la desesperación del momento y te quieren sacar plata. Fue un momento feísimo que vivimos y después de que les dijimos que era ilegal y que íbamos a poner abogados, nos dijeron: ´Si ustedes no tienen plata para pagar una clínica privada, váyanse a un hospital´, cuando en realidad la obra social cubría todo. Llamamos a APROSS y nos dijeron que era un delito lo que estaban haciendo. Íbamos camino a Córdoba cuando me llamaron desde la obra social para decirme que se había comunicado el director de la clínica y que les había dicho que volviéramos, que seríamos atendidos. Nos pedían que no hiciéramos la denuncia y que si no queríamos atendernos ahí, ellos mismos nos iban a conseguir otra clínica»; contó Matías.

«Mi mujer estaba con seis de dilatación, si yo no tenía el auto o si estaba trabajando, mi hijo podría haber nacido en cualquier lado. Nos fuimos a a la Clínica Vélez Sarsfield de Córdoba y no nos cobraron nada. El parto se demoró porque mi señora estaba con una crisis de nervios por la situación y debieron tranquilizarla, por suerte todo salió bien. Fue algo muy feo lo que hicieron, encima nos cobraron 1600 pesos a cada uno por el hisopado»; añadió.

«Nosotros encima tenemos el Plan Materno Infantil y pago veinte mil pesos todos los meses para que la clínica nos haga algo así. La denuncia está hecha en Apross y ya me comuniqué con un abogado para presentar la denuncia»; concluyó.

Comentarios