Crimen

Femicidio de Melisa Moyano: Carlos Nayi es el abogado querellante

martes, 23 de febrero de 2021 · 10:00

Luis Pérez, detenido en la cárcel de Bouwer acusado de ser el autor material del femicidio de su esposa Melisa Moyano, no declaró ayer porque tiene diagnóstico positivo de coronavirus. Así lo confirmó ayer, el prestigioso penalista cordobés, Carlos Nayi, quién ventiló algunos detalles de la causa hasta hoy desconocidos.

Nayi, representa a la familia de Melisa Moyano, quién era enfermera del hospital Ferreyra, y fue asesinada el pasado 31 de enero.

En declaraciones al portal jesusmaríanoticias.com.ar, Carlos Nayi, sostuvo que el crimen “está prácticamente cerrado” y señaló que existía una relación violenta y que el detonante de la separación fue, entre otras cosas, que el acusado habría violentado a la hija mayor de la víctima.

Hasta que no se le brinde el alta epidemiológica no puede sentarse en el banquillo de los acusados a dar su versión de lo ocurrido. Nayi sostuvo que sobre Pérez pesa una de las acusaciones más graves contempladas en el Código Penal –homicidio doblemente calificado por el vínculo y por mediar violencia de género-, por lo que la pena que recaerá sobre él será, si se sustancia la prueba, la prisión perpetua.

“Una vez más puedo decir que este hombre representa el rostro visible de un flagelo que el año pasado se llevó 124 vidas, un femicidio cada 29 horas”, remarcó el experimentado penalista.

Contó que Melisa era enfermera y todos los días viajaba con mucho sacrificio a prestar sus servicios en el Hospital Ferreyra de Córdoba Capital, pero además era una dedicada docente y una excelente madre. “Y él, Luis Pérez, 55 años, trabajo, ninguno, ¿quién lo mantenía?, ella”, sentenció.

Nayi relató que Melisa decidió interrumpir el vínculo convivencial y eso fue, tristemente, como firmar su sentencia de muerte.

“En medio de una espiral de violencia de la que no podía salir, violencia física, psicológica, humillación permanente, destrato inmerecido, todas las características de un patriarca donde el aprendizaje cultural de signo machista terminó consagrando desigualdades irritantes, no aceptó la decisión de ella”, continuó el abogado.

Y agregó: “Él se había convertido en el dueño de la vida de esta persona, la sometía permanentemente y esta actitud dominante sobrevivió al fin del vínculo convivencial, la siguió, la acorraló, la monitoreó y la mató”.

Pero Nayi fue un poco más allá y afirmó que el detonante de que Melisa tomara la decisión de separarse de Pérez fue que éste habría violentado a su hija mayor, de tan sólo 15 años.

El penalista develó además que la Justicia está investigando un posible delito de instancia privada que el imputado por el femicidio podría haber cometido contra la misma adolescente.

Melisa habría recurrido a la Justicia por este episodio y ahora su hermana y querellante en la causa por su asesinato es la continuadora de ese proceso.

Finalmente, una vez que se tome declaración indagatoria a Pérez, el Fiscal Guillermo Monti tendrá diez días hábiles para definir si aplica la prisión preventiva, que en principio estaría descontada.

Comentarios