Río Ceballos

Se encuentra en grave estado la aguará guazú rescatada

domingo, 20 de junio de 2021 · 18:58

El día viernes 18 de junio, personal de Policía Ambiental fue alertado de la presencia de un aguará guazú herido en cercanías de un camino rural de Río Ceballos. De inmediato se organizó un operativo de rescate conjunto con veterinarios y especialistas para poder encontrar y asistir al cánido.

“Este animal que es endémico de Sudamérica, en Argentina normalmente habita las zonas de los Bañados de Río Dulce, en la zona de Mar Chiquita y en Santiago del Estero, por lo que hallarlo en las Sierras Chicas generó sorpresa y premura para determinar si necesitaba asistencia”, explicó Adrián Rinaudo Director de Policía Ambiental.

Cuando llegaron al lugar, encontraron al aguará guazú acostado en unos pajonales con una herida profunda en el cuello. Lo rescataron y asistieron para que recuperase un poco de temperatura y lo trasladaron al Centro de Rescate y Rehabilitación Tatú Carreta para que puedan complementar los estudios sanitarios.

Unas horas después, María Ahumada, médica veterinaria del Tatú Carreta dio un informe preliminar en donde explicó que “se trata de una hembra adulta aparentemente de edad avanzada que se encontró con un cuadro de debilidad e hipotermia”. Además, sostuvo que las placas radiográficas confirmaron “la presencia de una masa tumoral en la zona cervical que comprime parcialmente la tráquea y que otros exámenes evidenciaron además una leve anemia y un compromiso renal”.

El pronóstico de esta aguará guazú es reservado ya que están intentando estabilizarla con suero y un tratamiento de antibióticos para decidir, previa biopsia, la cirugía necesaria para la remoción del tumor.

 El aguará guazú es un animal solitario, de hábitos nocturnos, muy cauteloso y aunque es totalmente inofensivo para el hombre, lo matan por temor que los ataque, por eso su población se encuentra gravemente diezmada. Tiene aspecto de zorro, pero lo distinguen sus largas patas negras y cabeza pequeña, mucha gente también lo persigue por la leyenda del “lobizón”.

Normalmente su zona de distribución es en el noreste provincial pero la persecución y la pérdida de hábitat hace que se desplace en busca de alimento y debido a que son grandes caminadores, es posible encontrarlo en otro lugar poco habitual.

En Argentina, las poblaciones de aguará guazú se encuentran en la categoría de “casi amenazado”, sin embargo, en Córdoba tiene compromiso de conservación muy grande porque se encuentra en “peligro de extinción”.

Más de

Comentarios