En el caso tomó intervención el ERSEP

Viajaba a Carlos Paz, tiene una discapacidad y el chofer no quería llevarla

La mujer tomó el colectivo en la ciudad de Córdoba y el conductor le dijo que no tenía lugar, que ya llevaba a otros dos pasajeros con certificado por discapacidad.
viernes, 18 de noviembre de 2022 · 12:29

Una vecina de Carlos Paz, quien tiene una discapacidad en sus manos, atravesó un momento de angustia e indignación cuando subió a un colectivo de la empresa Fonobus y el chofer se negó a llevarla. El hecho ocurrió el 9 de noviembre y recién trascendió en las últimas horas, luego que Romina Gómez decidiera hacer pública la situación que vivió.

Todo comenzó cuando la mujer se disponía a regresar a su hogar luego de haber tramitado su pase de discapacidad en la ciudad de Córdoba. Subió al interno de la empresa de interurbanos y el chofer rápidamente le dijo que no podría llevarla porque ya transportaba a otros dos pasajeros con discapacidad.

Según contó, en el caso tomó intervención el Ente Regulador de Servicios Públicos (ERSEP) y le ordenó al conductor que la trasladara. Romina no tiene falanges y dijo que cuando logró subirse al colectivo, el chofer comenzó a murmurar: «Encima que viajan gratis se quejan, no entienden».

En diálogo con EL DIARIO, la mujer contó: «Yo tengo de acompañante a mi pareja y a mi mamá, él iba hacer el mismo trámite por su hijo. Cuando terminamos, quisimos tomar el Fono Bus que pasaba a las 10:40 horas, sacamos el boleto y cuando quisimos subir, el chofer me dijo que no podía y que ya llevaba a otras dos personas con el pase de discapacidad. Delante mío había un hombre con discapacidad y él se fue sin decir nada, pero el colectivo iba prácticamente vacío. Nos habló de muy mala manera».

«En ese momento, veo a una mujer del ERSEP y me acercó y le comenté mi situación. Le pregunté dónde se establecía el límite de pasajeros con pase por discapacidad y ella me respondió que «no hay límites». Se subió al colectivo y le preguntó al chofer por qué no me llevaba, mantuvieron un diálogo y finalmente decidió llevarme. Durante todo el viaje murmuraba: «encima que viajan gratis se quejan, no entienden». Cuando bajamos en la terminal, me pidió hablar y me dijo que son directivas de la empresa y que si subía un inspector le hacían un acta a él»; denunció la vecina.

«Ahora voy a tomar acciones legales, porque pasé un momento de angustia y muchas personas no conocen sus derechos»; finalizó.

Comentarios