Burlando pedirá prisión perpetua para los rugbiers

martes, 17 de enero de 2023 · 15:27

Buenos Aires. Juan Manuel Dávila y Gustavo García, los fiscales que llevan adelante la acusación en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, aseguraron que la declaración que brindó ayer Máximo Thomsen, el más complicado de los ocho rugbiers acusados del asesinato cometido el 18 de enero de 2020 en la localidad de Villa Gesell, “no guarda relación” con los elementos que están en el expediente. Por su parte, Fernando Burlando, abogado de la familia de la víctima, también criticó los dichos del sospechoso y adelantó qué pena va a pedir prisión perpetua para los ocho acusados durante su alegato.
 

“Vamos a pedir perpetua por todos. Desde el 2017 que se modificó la ley para este tipo de delitos y ahora es para toda la vida. Puede cambiar y cualquier persona que haya cometido este tipo de delitos puede aspirar a una libertad condicional recién a los 35 años de cumplida la pena. La reparación para la familia es que la Justicia haga lo que tiene que hacer, aunque la condena para los padres de Fernando es para toda la vida”, dijo.


En sintonía con los fiscales, el letrado aseguró que los dichos de Thomsen “no tienen nada que ver” con lo que se observa en los videos del crimen. Además, ratificó que hubo premeditación por parte del grupo de amigos. “Después del incidente (en el boliche Le Brique) salen a la calle. (Thomsen) le dice que lo va a degollar y que está muerto. Todos se posicionan en distintos lugares”, comentó Burlando, quien dijo que en una de las cámaras se ve cómo lo golpearon a Báez Sosa y lo hicieron caer de rodillas.


“Estaba como pidiendo clemencia. Se turnan y le pegan. En las imágenes se ven que estaban cuatro minutos de un lado y cuatro minutos del otro. Es insólito el intento de defensa de Thomsen. Se hundió él y hundió al resto de los compañeros”, agregó.


Burlando hizo hincapié nuevamente en la premeditación, independientemente del tiempo que les haya llevado -supuestamente- planificar el crimen. Al respecto sostuvo que “no fue una simple riña” sino que “fue un asesinato”.


Burlando recordó que Fernando estaba de espaldas cuando lo atacan y que de lo que se les está acusando es el acuerdo premeditado. “Un plan para matar no tiene que ser diseñado por meses. No importa el tiempo antes. Hubo una amenaza de Thomsen, lo posicionaron, lo acomodaron, le dieron golpes y le dieron una patada en el medio de rostro. Es una patada mortal”, finalizó.

Comentarios