Qué dijo el forense que hizo la autopsia a la joven que cayó de un balcón

jueves, 13 de abril de 2023 · 00:04

Buenos Aires. El tanatólogo Héctor Enrique Di Salvo, quien practicó la autopsia al cadáver de Emmily Rodrigues, la mujer brasileña de 26 años que cayó de un sexto piso tras una fiesta de consumo de drogas en el departamento del empresario Francisco Sáenz Valiente el 30 de marzo pasado, se presentó en la mañana de ayer para declarar ante el fiscal de la causa.
 

En la Morgue Judicial, Di Salvo encontró 27 heridas superficiales distintas entre hematomas y equimosis, algunas de gran tamaño, escoriaciones en brazos y rodillas, en la ingle. Halló que los pulmones de Emmily fueron desgarrados, así como su hígado. Sufrió una triple fractura en su pelvis una fractura expuesta en su muslo derecho. Su cráneo, en cambio, no presentó traumatismos.


En sus conclusiones, el forense Di Salvo afirmó que todas estas heridas eran compatibles con la caída que sufrió, “por el choque con o contra superficies duras”, aseveró. No se hallaron, por ejemplo, lesiones compatibles con abuso en sus genitales. Tampoco se hallaron heridas compatibles con maniobras defensivas ante un ataque.


Ayer, ante el fiscal Santiago Vismara, el forense -perito de la Corte Suprema de la Nación y autor de autopsia al cadáver del Alberto Nisman en 2015- ratificó las conclusiones de su informe. Aseguró que, por ejemplo, no hay lesiones compatibles con abuso sexual. Ninguno de sus dichos incriminan a Sáenz Valiente, defendido por los abogados Facundo Orazi y Rafael Cúneo Libarona.


En los últimos días, se suscitó una polémica por una lesión encontrada en el torso de la víctima, listada como la número 18 en el informe de autopsia, que presentaba un patrón de arrastre. Para el abogado querellante del caso, Ignacio Trimarco, este patrón de arrastre podría indicar una posible maniobra homicida. Di Salvo indicó que este patrón es una raspadura y que su presencia no significa que la víctima haya sido empujada o arrastrada.


Rodrigues también tenía una de sus uñas esculpidas rotas. Di Salvo relaciona esa uña rota a la caída, y no a una cuestión de violencia de género, ya que la víctima también tiene una lesión en la palma de esa mano.


También, Di Salvo declaró que, según sus suposiciones, cree que Emmily estaba inconsciente al momento de caer, ya que no lanzó sus manos para protegerse del impacto. La inconsciencia de la víctima, estimó, podría deberse a diversos factores, entre ellos, un consumo de drogas.


El consumo de drogas es una parte central del caso. Los resultados de los estudios toxicológicos de la víctima estarán disponibles en aproximadamente tres semanas.


Rodrigues “consumió tusi, pero lo que mayormente consumió fue cocaína”, afirmó Lía, una amiga de Sáenz Valiente que estuvo presente en la fiesta el 5 de abril ante el fiscal Vismara. También, dijo que la joven fumó marihuana. “Había un vaporizador y ella en un momento sacó medio faso de la cartera, que es una Luis Vuitton blanca. Ya a la mañana, creo que a las seis. Hablamos de marihuana, ella tenía la mitad de un faso armado de un cigarrillo de marihuana y ahí fumamos”, afirmó. La testigo también aseveró que el empresario no instó a la joven fallecida a consumir drogas.


La mezcla de tusi y cocaína, asegura el doctor Carlos Damín, jefe de toxicología del Hospital Fernández, puede provocar una fuerte reacción adversa.

Comentarios