Una falsa médica atendía pacientes a domicilio en Neuquén

jueves, 27 de abril de 2023 · 01:21

Neuquén. Una falsa médica fue detenida en las últimas horas en la provincia de Neuquén por Departamento Inteligencia Contra el Crimen Organizado de la Policía Federal Argentina, la cual determinó que la sospechosa ejercía la profesión de manera ilegal luego de más de un año de una investigación llevada adelante por el departamento de Inteligencia contra el Crimen Organizado.
 

Así lo constataron los pesquisas, quienes desde principios de 2022 se encontraban realizando tareas de vigilancias, seguimientos y escuchas telefónicas de su entorno, que fueron intervenidos en el marco de una causa caratulada como “falsificación o adulteración material de documentos”, a cargo del fiscal Cristian Roberto Citterio de la UFI N°20 de Azul.


A partir de la información obtenida, se logró determinar que la sospechosa -de quien no trascendió su identidad- no estaba habilitada para trabajar y que lo hacía bajo un título ajeno. Además, se comprobó que también prestaba sus servicios en un establecimiento deportivo, donde atendía a sus socios.


En consecuencia, la Policía dio inicio a una serie de allanamientos, tanto en su domicilio de la Ciudad de Buenos Aires, como en el del hombre que la había contratado en la compañía, ubicado en la localidad bonaerense de Moreno.


En esos procedimientos, se secuestró documentación y varios celulares que fueron examinados. Según informaron fuentes de la investigación, en los elementos había pruebas de “irregularidad constantes en los documentos referidos a una importante obra social”.


Asimismo, se halló una extensa lista de pacientes que habían sido atendidos en el último tiempo por personal de la empresa, plantilla en la que se encontraba la mujer ahora detenida; y ya se les tomó declaración para la causa.


En este contexto, el fiscal elevó un pedido de captura tanto para la falsa médica como para el hombre que fue identificado como el responsable de la empresa que la contrató. A este último lo acusan por “defraudación a la administración pública y asociación ilícita en concurso real de acciones, como participe necesario del delito de falsificación o adulteración material de documentos públicos”.


La sospechosa, por su parte, fue acusada por ser considerada “probable autora del evento prima facie calificado como falsificación o adulteración material de documentos públicos, usurpación de título, defraudación a la administración pública y asociación ilícita en concurso real de acciones”.


Al momento de la detención, ambos habían cambiado sus domicilios: él se había mudado a la Ciudad de Buenos Aires y ella se encontraba viviendo en la provincia de Neuquén. Fueron encontrados tras otra investigación de los agentes del departamento de Inteligencia contra el Crimen Organizado de la Policía Federal Argentina.

Comentarios