La Justicia revocó la prisión domiciliaria de L-Gante y seguirá detenido

martes, 25 de julio de 2023 · 15:11

Buenos Aires. Elián “L-Gante” Valenzuela recibió hace minutos, probablemente, la peor noticia desde que quedó detenido. La Sala III de la Cámara de Apelaciones de Mercedes decidió revocarle la prisión domiciliaria que le había otorgado el juez de garantías del caso en donde es investigado por privación ilegítima y amenazas contra dos empleados municipales.

 

Así, seguirá en una celda en la DDI de Quilmes, donde está detenido hace varias semanas. Ahora, la Justicia deberá solicitar cupo en una cárcel bonaerense para su traslado.

 

En el escrito, los jueces aseguran que “no advertimos que las condiciones personales del imputado, valoradas por el juez de grado, se presenten como circunstancias excepcionales que habiliten a morigerar la cautelar que pesa sobre el mismo”.

 

Risuleo y Reggi consideraron no sólo los peligros procesales, sino también la gravedad de la imputación: “A Valenzuela se le imputan conductas que objetivamente presentan características sumamente gravosas”, aseveraron.

 

Además, fueron sumamente duros con el juez de Garantías del expediente: “Entendemos que los argumentos dados por el juez de garantías no resisten el análisis... Tal modo de razonar importa un incentivo para que cualquier imputado que se encuentre privado de su libertad atemorice a las víctimas, por sí o por interpósita persona, para de ese modo obtener una excarcelación o morigeración de la coerción”.

 

Valenzuela había sido beneficiado el 11 de julio último con la prisión domiciliaria monitoreada con tobillera electrónica.

 

Por qué está preso L-Gante

 

El 27 de mayo pasado, varios amigos del músico salieron de bailar de un boliche de General Rodríguez. Al salir, tuvieron un altercado con un grupo de personas, entre los que había un empleado municipal vecino del barrio.

 

“En ese contexto, después del incidente, la Guardia Urbana de Protección Ciudadana del Municipio demoró a los amigos de L-Gante”, detallaron fuentes del caso. Cuando el intérprete se enteró de lo sucedido con sus amigos, decidió actuar por su cuenta. “El músico tomó al empleado municipal, le apuntó con una pistola, lo obligó a subir a su coche y se lo llevó”, describieron.

 

Así, condujo unas pocas cuadras dentro del barrio Bicentenario, hasta que halló y amenazó a la segunda víctima para que ingrese a su auto”. Así, aseguró un investigador, “los retuvo por 20 minutos, diciéndoles: ‘Si no sueltan a mis amigos, no los suelto a ustedes’”.

 

Cuando L-Gante se enteró de que sus amigos “habían sido sólo identificados, sin tomarse decisión de restricción de su libertad”, dejó descender de su vehículo a las personas que retenía.

Comentarios