Vacaciones de verano

Carlos Paz, una ciudad con muchas alternativas

Por Luis Tórtolo (Especial para EL DIARIO)
sábado, 8 de enero de 2022 · 11:19

Carlos Paz es una ciudad cambiante, ya centenaria, que conserva, desde su 'cincuentenario', el mote de 'Villa' tatuado en su nombre, quizás como una declaración de principios, como un deseo manifiesto... como una aspiración colectiva... 

No podes visitarla sin llegarte su Reloj Cucú, sin subir a su Aerosilla, sin trepar a su Cerro de la Cruz. 
Eso ya se sabe. 

Pero El Diario de Carlos Paz, nacido allá por 1993, te recomienda otras cosas que no deberías perderte, seas turista primerizo, asiduo visitante, o sedentario habitante. 

Son circuitos para realizar caminando con toda simpleza, o bien en vehículos normales, ideales para un día nublado... y hasta lluvioso, te diría. 

-Villa Suiza Argentina y sus casonas de época, de impronta centro europea. ideal para la caminata por angostas veredas, en safari fotográfico, observando la mezcla de estilos y edificios modernos. Allí vivió el célebre compositor español Manuel de Falla, destacada su morada con una mayólica. 

-Villa del Lago y sus intrincados laberintos, desarrollados por la exquisita urbanización del médico ginecólogo rosarino Enrique Zarate. Ideal para días nublados y para ser acometida desde el auto. Allí vivieron, entre muchos otros, los gobernadores Angeloz y De la Sota. No hay una cuadra rectangular. Todo es curvo, irregular y con pendientes. Hay castillos y casonas donde los arquitectos de ayer y de hoy pudieron volar con sus proyectos. 

-Parque Estancia La Quinta es un enclave natural, cultural, arqueológico e histórico para recorrer en una caminata sin complicaciones. Ideal para el mate entre arboledas plagadas de aves. Se destacan el Museo Numba Charava y el Parque de la Poesía. Allí estuvo recluido, en su memento el joven seminarista Jorge Bergoglio, hoy Papá Francisco. 

-Villa Independencia, en el extremo sur de la ciudad, es un viaje al pasado a través de sus 15 bellas casonas y sus calles perfumadas con nombres de flores. Circuito ideal para caminatas por sus arterias de tierra o recientemente empedradas. Carteles con datos de cada morada son la sal del periplo, de aquellos tiempos en que este enclave era un pueblo separado de Carlos Paz. 

Esperamos que acepten al menos uno de estos desafíos, para llevarse en sus retinas, sus celus o cámaras de fotos... además de llevarse los tradicionales alfajores que no pueden faltar.

Galería de fotos

Comentarios