Por qué sale sangre de la nariz y qué hacer durante una hemorragia

domingo, 22 de septiembre de 2019 · 11:07

una hemorragia nasal es la pérdida de sangre del tejido que recubre la nariz. Este se puede originar por mil y un razones como por ejemplo  irritaciones, resfriados o resequedad. 

Dentro de la nariz se albergan muchos vasitos sanguíneos diminutos que en cualquier momento pueden romperse y en consecuencia sangrar. Es común que el aire que respiramos llegué a resecar la nariz, formando costras en su interior. 

La época que es mucho más fácil que andes de sangrón ( o sea con hemorragias nasales) es durante el inviern, ya que baja la temperatura y el aire que respiramos tiende a ser más seco y frío. 

Causas

  • Sonarse la nariz muy fuerte (casi te sacas el cerebro) 
  • Respirar aire muy frio o seco
  • Experimentar alguna lesión en la nariz 
  • Picarse la nariz 
  • Tener el tabique desviado 
  • Abusar en el uso de aerosoles nasales o descongestionantes
  • Consumir drogas como la cocaína
  • Haber recibido tratamiento con oxígeno 

¿Qué hacer durante una hemorragia nasal?

  • Siéntate e inclina su cabeza ligeramente hacia adelante.
  • Presiona suavemente la parte blanda de la nariz, justo debajo del hueso central de la nariz con un pañuelo de papel, toallita o paño limpios.
  • Debes aplicar presión durante 10 minutos para que el sangrado pare, si sueltas su nariz antes de tiempo, la hemorragia comenzará nuevamente
  • Es importante que no inclines la cabeza hacia atrás. Esto haría que la sangre bajara por la parte posterior de su garganta y provocarle náuseas, tos y/o vómitos.
  • Al frenar el sangrado descansa un rato.

Debes de acudir a un doctor sí: 

  • Tiene hemorragias nasales frecuentes.
  • Comienzas a tomar un medicamento nuevo.
  • Tiende a hacerse moretones con facilidad.
  • Sangras fácilmente y con abundancia cuando se hace heridas pequeñas.
  • Le sangran las encías u otra parte del cuerpo.
  • El sangrado dura más de 15 minutos.
  • El sangrado es consecuencia de un golpe o accidente.
  • Si presentas dificultades para respirar.
  • Tienes sangrado frecuentemente.

Prevención

Utiliza un nebulizador nasal salino para mantener húmedo el interior de la nariz.
Humedifica el ambiente de casa con un vaporizador.
 

 

Comentarios