El Covid-19 ¿favorece la trombosis o embolia pulmonar?

lunes, 12 de octubre de 2020 · 11:40

La trombosis es una afección muy frecuente que muchas veces se ignora o no se comprende. Se trata de la formación de un coágulo de sangre, denominado trombo, en un vaso sanguíneo. Este vaso puede ser cualquier vena o arteria como, por ejemplo, en una trombosis venosa profunda (venosa) o una arteria coronaria (arterial).

Una vez que se forma, el coágulo puede ralentizar o bloquear el torrente sanguíneo normal e incluso desprenderse y trasladarse hacia un órgano. Un coágulo que viaja a través de la circulación se denomina "embolia". La trombosis es una afección a menudo evitable y es la patología subyacente de un infarto de miocardio, ACV tromboembólico y tromboembolia venosa (TEV), las tres principales enfermedades cardiovasculares causantes de muerte.

La mayoría de los coágulos de sangre en las venas profundas ocurren en la parte inferior de la pierna o el muslo. Sin embargo, también pueden ocurrir en otras partes del cuerpo, como la ingle y los brazos. Un coágulo de sangre en una vena profunda puede desprenderse y viajar por el torrente sanguíneo. El coágulo suelto se llama émbolo. Puede viajar a una arteria en los pulmones y bloquear el flujo sanguíneo. Esta afección se denomina embolia pulmonar o EP, una afección muy grave.

Aunque aún queda mucho recorrido por trazar, existe un consenso en afirmar que la enfermedad causada por el coronavirus favorece la aparición de una trombosis y/o una embolia pulmonar.
 
En las últimas semanas, un artículo publicado en Thrombosis Research por la Unidad de Enfermedad Tromboembolica Venosa del Servicio de Medicina interna del hospital Gregorio Marañón (Madrid) señala que el 15% de los pacientes ingresados por COVID-19 padeció, además, una trombosis venosa profunda. Dicho estudio pone sobre la mesa la posibilidad de que las trombosis que se dan en pacientes con COVID-19 no sean fruto de un trombo en la pierna que se rompe y viaja hasta el pulmón, sino que puede que se generen directamente en este órgano.
 
Es importante remarcar que haber tenido un coágulo de sangre anterior, como trombosis venosa profunda y/o embolia pulmonar, y/o tomar anticoagulante (s) no aumenta su riesgo de contraer COVID-19.

Sin embargo, algunas personas que toman anticoagulantes pueden tener otros problemas de salud que aumentan su riesgo de contraer COVID-19. Por ejemplo, las personas con cáncer que han tenido un coágulo de sangre pueden estar tomando anticoagulantes, pero también están tomando medicamentos para el tratamiento del cáncer que disminuyen su inmunidad. La baja inmunidad podría aumentar el riesgo de COVID-19, pero los tratamientos anticoagulantes no aumentan el riesgo.

Información para pacientes con trombosis que adquieren COVID-19

Si ya está tomando un anticoagulante y se contagia de COVID-19, debe continuar tomando su medicamento según las instrucciones de su profesional de la salud. Siga tomándolo con regularidad y no se salte ninguna dosis. ¿POR QUÉ? En la infección grave por COVID-19, los pacientes tienen sangre espesa. Por lo tanto, la anticoagulación puede ser una medida preventiva importante si adquiere COVID-19.

Si le diagnostican COVID-19 y anteriormente tuvo un coágulo de sangre, asegúrese de informar a su médico de inmediato. Hágale saber si actualmente está tomando un anticoagulante.

Consejos de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria para evitar la trombosis

Manténgase activo: Ser menos activo mientras se queda en casa podría aumentar su riesgo de tener un coágulo de sangre. Asegúrese de seguir pasos sencillos para reducir el riesgo, como levantarse para moverse cada 90 minutos.  

Manténgase hidratado: Beber agua y mantenerse hidratado es importante para prevenir los coágulos de sangre.  

No se salte los medicamentos: Siga tomando su medicamento según lo recetado independientemente de si adquiere COVID-19, y no se salte ninguna dosis. 

No fume y baje de peso si padece sobrepeso.

Consulte a su médico antes de hacer cambios: Si va a permanecer en reposo durante largo tiempo consulte con su médico sobre las medidas a tomar. También tome precauciones en los viajes, sobre todo en vuelos prolongados.

Comentarios