¿Qué me quiere decir mi perro?

Los perros utilizan un rico vocabulario de gestos para minimizar la tensión y resolver conflictos con los demás.
miércoles, 14 de octubre de 2020 · 12:08

Según los expertos en comportamiento animal, los perros tienen cerca de 30 señales de calma. Se trata de un amplio vocabulario gestual que usan todos las mascotas. Un arte de la sobrevivencia que lo aplican entre ellos porque, al ser animales que viven en manada, quieren evitar los conflictos dentro del grupo, pero también usan este sistema de comunicación con nosotros.

Si quieres cambiar el tradicional “shh, no, eh... no lo hagas” por otra manera de relacionarte con tu perro, sin tantas órdenes, estas son algunas de las principales señales de calma propuestas por los expertos. Además, también puedes aplicarlas para comunicarte con tu perro, una manera más fácil y asertiva: otra forma de entenderle y que se entiendan. A continuación algunas claves de la comunicación canina:

Posición de juego

Agachar sólo la parte de adelante o con los codos apoyados en sobre el suelo puede ser una invitación al juego si el perro da pequeños saltos o movimientos de patas de modo juguetón. Pero si se mantiene inmóvil, inclinado, es más probable que se trate de un gesto de calma. Puede usar esta señal cuando se encuentra con otros animales, como caballos o vacas, con quienes no se siente muy seguro.

Mantenerse inmóvil

El perro se queda parado, sentado o echado y se mantiene en esta posición sin parpadear. Cuando te enfadas, te pones agresivo y pareces amenazante, en una situación así el perro generalmente se quedará inmóvil y no se moverá hasta que vuelvas a comportarte de manera más amable con él. Muchos propietarios piensan que tienen un perro muy obediente pero puede estar haciéndoles señales de calma.

Olfatear el suelo

Los perros olfatean mucho el suelo como disfrute propio. Sin embargo, a veces lo hacen como un signo de calma, pero también depende de la situación. En este caso, olisquear el suelo abarca un rango amplio. Puede ser un movimiento rápido hacia abajo, al suelo, y arriba otra vez, o persistente manteniendo el hocico en el suelo hasta que el conflicto haya pasado.

Echarse al suelo

Echarse sobre el dorso con la barriga hacia abajo. No tiene que ver con sumisión, pues en ese caso es con la panza para arriba. Echarse con el vientre en el suelo es una señal de calma. La utilizan normalmente los perros que tienen una posición jerárquica elevada. Puede ocurrir cuando el can se cansa de jugar con otros perros y quiere que los otros se calmen, o si es cachorro y el juego se ha vuelto demasiado brusco.

Caminar lentamente

A los perros no les gusta los movimientos rápido o bruscos. Piensan que esto es amenazante. Ver perros, gatos o personas corriendo o moviéndose de repente desencadena este comportamiento de caza. Los perros que se sienten inseguros se moverán lentamente. Al respecto, los veterinarios aseguran que si quieres que tu perro se sienta seguro, puedes moverte lentamente para lograr seguridad.

Darse la vuelta/girar la cabeza

Puede girar lentamente la cabeza hacia un lado, o girar la cabeza hacia el otro lado, o girar el cuerpo hacia la espalda para que mire al receptor que desea calmar. Cuando el perro se sobresalta, rápidamente se da la vuelta y se vuelve hacia atrás. Este es un signo que se ve a menudo entre los perros. También lo harán frente a cualquier forma de intimidación, por ejemplo, cuando intentas tomar una foto de su rostro.

Sentarse/dar la pata

Tu perro puede sentarse cuando se siente inseguro. Cuando tu perro esté estresado y no pueda relajarse, siéntate tu también. Sentarse,o incluso sentarse dando la espalda, a su propietario o a otro perro, tiene un efecto calmante. Es común ver a un perro que quiere calmar a otro que se aproxima rápido con esta señal. Los perros pueden dar la pata como señal de calma sobre todo con otros perros, otra señal.

Bostezar

Un perro puede bostezar cuando alguien se inclina sobre su cuerpo, cuando su dueño suena enfadado, se producen gritos, hay conflictos en la familia, cuando acude al veterinario o cuando las sesiones de juegos con otros perros son muy largas y se encuentra fatigado, entre muchas otras muchas situaciones.

Mover la cola

Este gesto no siempre indica alegría. Si el animal se acerca arrastrándose, sumiso, agachando su cuerpo y orinándose encima, el movimiento nervioso de la cola será como una “bandera blanca” de rendición para conseguir que el propietario se calme. Al mismo tiempo, será un signo de calma y miedo. Puede lamer el aire, y si su amo se le acerca, lamerá las comisuras de su boca, como diciendo “por favor, trátame bien”.

Comentarios