Depresión, por el terapeuta Luis Guillermo

sábado, 24 de octubre de 2020 · 00:00

Luis Guillermo


En esta oportunidad trataré este tema tan conocido y experimentado por una gran cantidad de personas en todo el mundo, la depresión.
Si bien se la puede clasificar de diferentes modos, la definición más acertada sería la siguiente:
Alteración de la conciencia, la percepción y la conducta que se caracteriza por sentimientos de tristeza, descorazonamiento y apatía. Generalmente asociada a un drama personal ya sea este consciente o inconsciente.


Como lo vengo explicando en artículos anteriores, todo síntoma tiene un sentido biológico y en este caso, el de la depresión es manifestar un sentimiento de desesperanza, es la demostración pasiva de la agresividad no expresada.
Etimológicamente dicha palabra, De-presión, significa quitar presión. Es decir, quitar o despojarse de una realidad dramática con la que se carga. Es un mecanismo de defensa muy eficiente y válido porque permite al individuo desconectarse de un mundo exterior opresor y/o amenazante.


Existen diferentes factores que determinan y diferencian a las depresiones, desde la biodescodificación se tratan según los tipos de conflictos y ellos son: De identidad, de territorio, de desvalorización, de culpabilidad y en muchas mujeres, por frustración sexual. Hay casos donde solo está presente uno de ellos y en otros casos interaccionan dos o más, según las vivencias y percepciones de las mismas por cada individuo.
Por ejemplo, en caso de un conflicto de territorio, ya sea por un amor, una propiedad, un trabajo, un lugar y/o posición dentro de la familia, un proyecto, etc., donde se percibe que se está en desventaja, el inconciente biológico lleva al individuo a una neutralización hormonal, es decir a una reducción de hormonas con el propósito de atenuar el conflicto, lo que suele dar lugar en la mayoría de los casos a un nuevo conflicto de desvalorización y/o culpabilidad.
Hay depresiones donde el origen de la misma es por antecedentes transgeneracionales, otros provienen desde el embarazo, muertes, duelos incompletos o no realizados, conflictos amorosos, pérdidas económicas, abandonos, responsabilidades no asumidas, etc.

“Cuando la depresión se hace presente en nuestra vida, es importante acudir por ayuda, ya que generalmente el panorama es muy oscuro y no podemos ver la salida, o no se tienen las fuerzas necesarias para encontrarla, es por ello que es sumamente necesario abordar las emociones y quitar esa carga que nos mantiene oprimidos, sin esperanza, sin poder valorarnos y hasta muchas veces, en constante culpabilidad.”

Hay muchas personas que esconden la depresión bajo la máscara del payaso, riendo desmedidamente, otros, ocupándose demasiado en diferentes tareas o trabajando desproporcionadamente, evitando parar y encontrarse con esta realidad en sus vidas.
Sin dudas, este tema es muy amplio pero el propósito de este artículo es que si eres o conoces a alguien que esté atravesando por esta situación, busques ayuda de forma urgente, porque tu vida es un gran tesoro y te mereces vivirla como tal.
“La depresión no vino para quedarse sino para protegerte de un daño mayor.”

Desde el abordaje realizado por la biodescodificación y la hipnoterapia, los resultados son rápidos y permanentes, permitiendo a los consultantes reencontrarse con el color, el sabor y el sentido de la vida.

 

Por LUIS GUILLERMO

TERAPIAS BIONEUROEMOCIONALES

BIODESCODIFICACIÓN E HIPNOTERAPIA.

Turnos: 351-7031610 - @LuisGuillermoTBNe

Consultorios en Villa San Nicolás – Malagueño, Córdoba capital y Mendiolaza.

Comentarios