¿En qué se diferencia un infarto de un ataque de ansiedad?

miércoles, 28 de octubre de 2020 · 11:14

Las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte en el mundo, asegura la Organización Mundial de la Salud (OMS). El trastorno de ansiedad, por su parte, es uno de los padecimientos con la tasa de incidencia más elevada en torno a la salud mental, por lo que la prevalencia de ambas enfermedades es cada vez más frecuente..

Los ataques al corazón y los ataques de ansiedad son dos patologías que comparten características en común, por lo que en ocasiones algunas personas las llegan a confundir.

Sin embargo, al ser dos enfermedades completamente diferentes, cada una requiere una atención diferente, por ello es importante conoces sus causas, síntomas y consecuencias de cada una, pues en la medida que se traten con anticipación, pueden evitar complicaciones, las cuales pueden ser fatales.

¿Qué diferencia un infarto de un ataque de ansiedad?

Una de las diferencias más importantes entre un infarto y un ataque de ansiedad es la causa de cada una de ellas.

En el caso de un infarto se trata de la formación de un coagulo en la arteria coronaria, lo cual se encarga de suministrar los niveles correctos de sangre y oxígeno al corazón.

Cuando esto sucede, la obstrucción provoca que los latidos disminuyan, y en seguida se desencadenan una serie de síntomas como sudoración fría, vómitos, sensación de comezón en el brazo izquierdo, molestias en la mandíbula y un dolor fuerte en el centro del pecho, algo que es muy importante tomar en cuenta para actual de inmediato.

En cuanto a los ataques de ansiedad se desencadenan a raíz de una preocupación o una sensación de miedo sobre algunas situaciones que las personas no pueden manejar o no han podido resolver. Esto genera un cambio en las palpitaciones, opresión en el pecho, escalofríos, ahogo y en algunos casos se llega al desvanecimiento.

Como se pude analizar, ambos padecimientos tienen síntomas similares; no obstante, dentro de la sintomatología también hay diferencias que ayudan a distinguir entre un infarto y un ataque de ansiedad.

-Intensidad y localización del síntoma: los infartos tienen como signo de alerta el dolor considerable en el pecho, el cual se puede extender al cuello y al brazo izquierdo, mientras que el ataque de ansiedad puede provocar un dolor en cualquier parte del cuerpo.

-Duración del síntoma: un infarto es un suceso que manifiesta un dolor intenso, al grado de puede ir aumentando durante varios minutos, en tanto que un ataque de ansiedad oscila entre 5 y 10 minutos.

-Variación del dolor: cuando una persona sufre un infarto, experimenta un dolor que no se puede calmar, mientras que las molestias por el ataque de ansiedad disminuyen en cuestión de minutos, cuando se realizan ejercicios de respiración, caminan o ingieren algún alimento.

-Control de las emociones: una persona que sufre un infarto no ve alterada las emociones de forma abrupta a diferencia de quienes padecen ansiedad, ya que estos últimos experimentan una falta de control de sus sentimientos, al grado que pueden creer que están perdiendo la cordura. 

 

Comentarios