Beneficios y propiedades de las semillas de girasol

martes, 20 de octubre de 2020 · 09:17

Las semillas de girasol son un verdadero tesoro nutricional. Con un alto contenido de ácidos grasos insaturados, fibra dietética, antioxidantes, hierro, zinc, fósforo, magnesio, potasio y vitaminas del grupo B, E y J, esta semilla es muy versátil en la cocina y se pueden agregar a un amplio abanico de comidas.

Las pipas provienen del girasol (helianthus annuus), una planta herbácea que pertenece a la familia Asteraceae. Esta planta es originaria de Norteamérica y Centroamérica y sus principales productores son Rusia, China, Estados Unidos y Argentina.

Cuáles son los beneficios de las semillas de girasol

Las pipas se caracterizan por ser ricas en vitamina E, lo que les confiere diversas propiedades. Esta vitamina es un potente antioxidante, lo que ayuda a mantener sanas las células y con ello evitar diversas enfermedades. Por ejemplo, evitan que se oxide el colesterol, impidiendo así que se adhiera a las paredes de los vasos sanguíneos, reduciendo el riesgo de eventos cardiovasculares.

Además, la vitamina E de los alimentos disminuye el riesgo de desarrollar cáncer de colon, así como de complicaciones en personas con diabetes mellitus.

El efecto antioxidante también conlleva a generar efectos antiinflamatorios que resultan en la reducción de síntomas de asma, osteoartritis y artritis reumatoide.

Por otro lado, son ricas en minerales como el manganeso, calcio, cobre, fósforo y selenio, que promueven la salud ósea, entre muchas otras funciones vitales del cuerpo.

Las semillas también son naturalmente ricas en fibra, lo que lo hace un alimento muy completo y recomendable para consumir como snack, y el tipo de grasas o ácidos grasos (ácido linoléico) que contiene es de las más saludables, beneficiando nuevamente la salud cardiovascular, a diferencia de otras grasas, como las de las carnes o las frituras.

Cinco usos en la cocina

-Incorpora las semillas de girasol descascaradas con el cereal para obtener un nutritivo desayuno.

-Prepara una pasta energética para untar con polvo de semillas de girasol y miel de abeja.

-Incorpora unas cuantas semillas de girasol tostadas a la ensalada y aporta una gran cantidad de fibra dietética.

-Muele las semillas de girasol e integra a la masa con la harina para la elaboración de panes y galletas

-Tostadas con sal, la semilla de girasol es uno de los snacks más saludables que conozcas.

Hay que mencionar también que su contenido calórico es alto, aunque se puede decir que son calorías de buena calidad.

Para poder consumir las semillas de girasol sin cáscara debes tostarlas primero, por eso vierte un puñado de semillas en un sartén antiadherente y asa a fuego bajo por espacio de 2 minutos.

 

 

Comentarios