Covid-19

EPOC: ¿cómo evitar que se agrave en tiempos de Covid-19?

miércoles, 18 de noviembre de 2020 · 10:44

El 2020 es el año designado por la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR) como el año del tabaco y la EPOC. Asimismo, el tercer miércoles de noviembre se celebra el día mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), una patología caracterizada por una limitación respiratoria irreversible a raíz de la inflamación de los bronquios que aumenta la tos y la cantidad de flema en los pulmones (bronquitis crónica), y la destrucción de las paredes pulmonares dificultando la salida del aire (enfisema).

La principal causa del desarrollo de la EPOC es el tabaquismo. Sin embargo también puede ocurrir por una enfermedad respiratoria preexistente durante la infancia del paciente o bien deberse a la exposición al humo en el ambiente.

La mayoría de quienes la padecen aún no lo saben. “El estudio EPOC.AR, realizado conjuntamente entre GSK y la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR), ha demostrado que más del 96% de los casos de EPOC en Argentina se deben a la inhalación de humo del cigarrillo, y que el 78% de los encuestados durante EPOC.AR desconocían que tenían la enfermedad”, aseguró la médica neumonóloga y miembro de la AAMR, María Inés Medin. 

El estudio epidemiológico EPOC.AR tuvo como finalidad determinar la prevalencia de la EPOC en nuestro país y cuáles son los factores de riesgo, sus características clínicas, los tipos de tratamientos instaurados y su asociación con las condiciones socioeconómicas y culturales de la población.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica suele comenzar a manifestarse tardíamente, generalmente a partir de los 40 o 50 años de edad. Los principales indicios que muestra usualmente que una persona tiene EPOC son la sensación de falta de aire (disnea), tos con o sin flema e infecciones respiratorias con frecuencia. A medida que la enfermedad progresa, los pacientes pueden sufrir exacerbaciones de estos síntomas al realizar esfuerzos en el día a día y/o durante sus actividades cotidianas.

Las exacerbaciones de la EPOC son las reagudizaciones de los síntomas crónicos de un paciente con la enfermedad, requiriendo un incremento inmediato en la medicación para ser controlada. El correcto tratamiento y la rehabilitación pulmonar (ejercicios simples para no perder función pulmonar) previenen las exacerbaciones y el deterioro de la función pulmonar evitando que la enfermedad avance.

Así le sucedió a Olga, que tiene 86 años y hace cuatro años le diagnosticaron EPOC. “Yo empecé a fumar de grande, entre los 38 y 40 años, y cuando pasé los 50 empecé a tener algunos problemas de respiración. Fumaba un atado por día. Cuando cumplí los 57, tuve mi primer broncoespasmo. Sufrí muchos años el problema por no saber qué enfermedad tenía”, reveló.

Resulta importante que ante la presencia de alguno de los síntomas de EPOC se acuda a un médico que pueda distinguir el grado de afección a través de la realización de una espirometría. Dicho estudio puede demostrar los grados variables de obstrucción de los flujos respiratorios.

“Desde el momento en que me diagnosticaron la EPOC y empecé el tratamiento, ahí comencé a tener una calma que hacía muchos años no tenía. Ahora bailo y no sé lo que es no saber respirar. Acá estoy para dar un ejemplo de que se puede”, alentó Olga.

Tal como le ocurrió a Olga hay personas que son más vulnerables que otras a padecer EPOC, por lo que se aconseja -y está comprobado de manera científica y médica- que cuanto antes se abandone el cigarrillo y el vapeo –especialmente en jóvenes- hay mayor posibilidad de prevenir la aparición de la enfermedad o, en casos en que ya se haya diagnosticado, prevenir el avance y el agravamiento de la misma. Es la primera medida que debe tomar el paciente para que sus síntomas disminuyan, mejore su función pulmonar y su calidad de vida.

Covid-19

“La cesación tabáquica tanto en pacientes con EPOC como en personas que no padecen la enfermedad es clave para disminuir los procesos inflamatorios y así la adherencia del coronavirus al organismo. Si bien la prevalencia del cigarrillo electrónico en nuestro país todavía es baja ya hay casos de pacientes que asisten a las consultas médicas con cuadros inflamatorios agudos que evolucionan rápidamente y se transforman en severos por la inhalación de los químicos que el paciente inhala al vapear”, sostuvo el médico neumonólogo, Marcos Hernández.  

Ante la aparición del coronavirus, se recomienda que los pacientes con EPOC cumplan con las medidas de prevención contra el virus como el distanciamiento social, el lavado de manos, el uso de barbijo, entre otras. No presentan un mayor riesgo de contraer el virus que una persona que no padece EPOC. Sin embargo, la presidenta de la AAMR, Susana Luhning, comenta: “Es fundamental que se mantengan en contacto con sus médicos de cabecera y no discontinuen sus tratamientos indicados de acuerdo al estadio de su enfermedad ya que esto resulta contraproducente”.

La iniciativa que está activa en redes sociales “Saber te da aire” de GSK junto con la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR), la Sociedad de Medicina Interna de Buenos Aires (SMIBA) y la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (AAAeIC) busca proveer a la comunidad y, principalmente pacientes con EPOC, la información y los consejos necesarios para que puedan llevar una vida normal. Aquellas personas que quieras saber más, pueden ingresar a https://www.facebook.com/SaberTeDaAire/.

Más de

Comentarios